viernes, 13 de marzo de 2015

La etapa sin Philip


El canal TCM le rinde homenaje estos días a Paul Thomas Anderson con motivo del estreno de Puro Vicio. En su honor se emiten Punch Drunk Love, Magnolia y Boogie Nights, película –esta última– que me viene a la cabeza tras ver el cartel de la última cinta del director. Puede que sea sólo por el entorno setentero y por el colorido, aunque el título también promete otros paralelismos, quién sabe.




Mientras miro los horarios de su última película en la cartelera pienso en la pereza que me da estos días meterme en los cines con un solito primaveral sevillano que cada vez es más duradero y que invita más a la cerveza al aire libre que al celuloide. La pereza aumenta al ver el escaso 6,2 que le otorgan los espectadores en Filmaffinity. Creo que es su nota más baja junto con The Master, la cual ya se me hizo bastante larga y tediosa en su momento. El tercer pilar de la pereza infinita que me provoca Puro Vicio no tiene nada que ver con la meteorología o las referencias, es más bien una ausencia: Philip Seymour Hoffman. Poco se sabía del actor neoyorkino hasta que Paul nos lo presentó y de su unión salieron dos prósperas carreras. Del amor hacia su actor predilecto ha hablado el director en más de una ocasión (aquí el enlace de la prueba) y salvo en Pozos de Ambición,  nos tenía acostumbrados a traérselo a la sala de cine. Ahora se hace raro. Creo que me resistiré unas semanas más a la película, aunque sólo sea para hacerme a la idea de que Puro Vicio inaugura otra etapa en la filmografía del director. La etapa sin Philip.





8 comentarios:

  1. Pues, mira, Mara, con franqueza, a mí las películas que hace este señor Paul Thomas Anderson no me interesan nada. No pierdas, pues, el tiempo con sus piruetas piradas. Siempre nos quedarán los clásicos. Pero, como sé que a ti te va, ejem, lo moderno, concéntrate en este pasado año 2014 que tiene bastantes títulos muy interesantes.Esta semana escribo, justamente, sobre este asunto en Cinema Genovés.

    Salucines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de buscar (sí, ahora, da vergüenza lo abandonado que tengo mi rincón y los vuestros) una entrada de esas "modernillas" en Cinema Genovés. Veo unas líneas a Nightcrawler –apuntada queda– y referencias a otras... Discrepo en American Sniper, una película que se me hizo llevadera sin más y de la que disfruté mucho sus escenas bélicas y padecí las hogareñas. Aunque supongo que el Clint más coñazo ya es mejor que muchos otros, no te lo negaré. Es verdad que siempre nos quedará lo clásico, como el bocadillo de tortilla frente a la cocina molecular ;) Un abrazo

      Eliminar
  2. Perecita total y más ahí en el Sur donde gozáis de ese sol y esa luz..¡qué envidia!
    in Philip ninguna será lo mismo..¡qué lástima más grande!

    ¡Y tú a disfrutar, guapa!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains, demasiado sol ya, querida Abril. Y auguran un verano especialmente caluroso... Creo que tendré más de una sesión con Philip y el aire acondicionado ;)

      Un besazo

      Eliminar
  3. Las tres de TCM las he visto, quizás Magnolia es la que más me gustó, aunque Punch Drunk Love es muy divertida y Boogie Nights tiene su interés, ya hablamos de ella en su día.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Boogie Nights y Pozos de ambición creo que son mis favoritas... Buen ciclo el de TCM, he vuelto a ver Punch Drunk Love y la sigo viendo tierna y, como dices, divertida.

      Un saludo

      Eliminar
  4. Acabo de ver "Puro vicio" y me ha gustado bastante (un 7 sobre 10) aunque seguramente llego tarde y ya la has visto, pero por si acaso.
    Saludos!
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegra mucho saberlo porque, aunque aún no la he visto, sólo me llegan malos comentarios... ¡Viva la diversidad!

      Un abrazo

      Eliminar