jueves, 10 de abril de 2014

Ouroboros


El título era Ouroboros y por lo que había llegado a mis oídos se trataba de una película rodada en Córdoba, en latín y con música de Mihály Vig. Como la cosa prometía, me puse manos a la obra y el resultado es esta entrevista, la primera que hago como colaboradora en la Revista WEGO y con la que he disfrutado de lo lindo. Si les pica la curiosidad –y debería picarles– pueden pinchar aquí para leer el texto en cuestión. Así podrán saber lo que se les pasa por la cabeza a Carlos Rivero y Alonso Valbuena (sus directores) para meterse en semejante fregao.  Y parece que han salido bien parados.