viernes, 7 de noviembre de 2014

De mudanzas varias


Estoy de mudanza. Dentro de –espero– pocos días viviré en unos 80 metros que con suerte en treinta años serán míos. Entre cargar, fregar y maldecir a los suecos no tengo tiempo para nada, pero no quiero que el acontecimiento pase inadvertido por el blog. Al fin y al cabo mudanzas cinematográficas hay muchas y chascos inmobiliarios también. Sólo dedicaré algunas líneas a un par de comedias con las que uno se ríe de las desgracias ajenas (porque la comedia viene a ser eso) y que en mi caso me siguen haciendo gracia aunque actualmente el papel de desgraciada lo haga yo.

En 1948 vio la luz Los Blandings ya tienen casa (Mr. Blandings builds his dream house), una comedia que refleja que todos los males relativos a la compraventa de vivienda y a la ulterior negociación con chapuzas varios vienen de largo. El origen de todo suele ser la imaginación. El solar cochambroso se asemeja de golpe a un hermoso paraje y una casa de aperos a un coqueto caserón. A los Blandings el paseo por el campo les salió caro, pero no dudaron en salir de su pequeño apartamento neoyorquino para disfrutar de los beneficios de la tranquila y espaciosa vida rural. El resultado es una simpática comedia dirigida por H.C. Potter y protagonizada por Cary Grant, Myrna Loy y Melvyn Douglas. 








En 1986 Richard Benjamin consideró que los Blandings iban necesitando una revisión y se puso manos a la obra con Esta casa es una ruina (The Money Pit), donde unos jovencitos Tom Hanks y Shelley Long se encontraban con una auténtica ganga a las afueras de la ciudad y ponían todo su esfuerzo e ilusión en reformarla. Se enfrentarían poco después a todas las desgracias posibles dejando claro que Murphy con su ley tenía más razón que un santo. He de reconocer que de pequeña era una auténtica fan de esta película y aún me la trago cada vez que me tropiezo con ella por la tele, riéndome de unas archisabidas escenas que habré visto mil veces.





Mal de muchos, consuelo de tonta. Voy a seguir con lo mío, que me va a pillar el SEFF y yo con estos pelos...




37 comentarios:

  1. Me gustan las dos, pero especialmente la de Potter que además tuvo reseña en el blog hace un tiempo. Una comedia con gags que nos recuerdan a cosas que nos han pasado, y una trama simpática con un incordio llamado Melvyn Douglas que provoca un final sospechoso; una conclusión que los mal pensados como yo la comparan con la de Viridiana.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Con Viridiana? Ains, voy a tener que volver a verla que me he perdido algo...o será que yo no soy mal pensada ;) Buscaré tu reseña.

      ¿Te pasarás por el SEFF, Ethan? Un abrazo

      Eliminar
    2. Allí estaremos (ya ha caído la primera película esta mañana). Abrazos.

      Eliminar
  2. Mudanzas y reformas, dos cosas que odio porque al principio parece que no van a terminar nunca. Me apunto esa primera apuesta cinematográfica, porque la segunda ya la tengo muy vista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, Sr. Cahiers. La mía ya ha tocado a su fin, aunque mientras las cosas van encontrando su sitio esto parece aún un campo de batalla...

      Eliminar
  3. Suerte en tu nueva residencia. "Los Blandings ya tienen casa", con un tarzanesco Lex Barker en el papel de mozo cachas. Ya va siendo hora que revise la segunda. ¿Ya te ha pasado lo de la "Maldición de IKEA"? Esos tornillos que sobran y no sabes donde ponerlos... algo desquiciante.
    Saludos! Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, sí, con las piezas sobrantes podría poner un negocio. A priori parece que los muebles aguantan bien así... El tiempo dirá! Un saludo

      Eliminar
  4. Jajaja no puedo dejar de reirme, no de tí, de las situaciones en las que uno se encuentra cada vez que te ves obligado a cambiar de residencia. Un caos y da para toda suerte de chistes..una vez que ha terminado.
    He visto las dos que reseñas, la primera la mencioné en el apartamento hablando de casas ( y recuerdo que estabas por alli, mencionaste el Pisito otra peli estupenda) y del lugar seguro y la segunda tambien por caótica, fijate que la vi en el cine y me lo pasé en grande, es verdad que luego la han repuesto en la tele y tambien me he enganchado con un Tom Hank desmesurado en su desesperación por las muchas calamidades y reformas varias, nada que ver con la elegancia de Cary Grant desde luego pero tiene su punto.
    ¡Feliz mudanza y tomate una tila!.. luego seguro que estarás encantada de tener tu refugio recien estrenado, fiesta con los amigos.:-)

    Besitos Mara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad!! Me gusta mucho "El pisito". También revisé el otro día "El verdugo", y también tiene ese toque español de pareja loca por una morada. Es nuestro sino. Esto ya va tomando forma, Abril, menos mal! Un beso

      Eliminar
  5. Está muy buen, y resultado muy saludable, tomarse las mudanzas de casa a broma, en clave de comedia. Porque —al menos esa es mi experiencia al respecto— se padecen como una enfermedad.

    Ánimo, pues, y que te sea leve.

    Salucines

    PS. No pierdas el ordenador, por lo que más quieras pues queremos seguir leyendo las entradas en tu blog...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Fernando. El ordenador ha sobrevivido al traslado, jeje, pero hay un par de cosas a las que les he perdido la pista... menos mal que eran prescindibles.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Oh no! a mi las mudanzas me resultan de lo más estresantes, las odios he hecho muchas y no se si me quedan más...
    Las pelis me gustan

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las mudanzas hay que (sobre) vivirlas como si fueran las últimas. Si no no se aguantan, jeje. Beso.

      Eliminar
  7. Estimada Mara,
    Pues muchas felicidades por esta mudanza a todas luces tan necesaria. Y aunque ahora ya estes inevitablemente encadenada de por vida (como muchos lo estamos), espero que esas raices te permitan seguir con tu blog de manera mucho mejor.
    Esta casa es una ruina me hacía reir tambien mucho de pequeño.
    Mucha suerte con tu nueva cruzada. Ya nos irás contando
    Un abrazo muy grande Mrs. Miniver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Utla. Mal de muchos... jeje. Por ahora la experiencia muy positiva. Tengo unas vistas estupendas que espero me motiven a teclear más de lo que lo estaba haciendo últimamente... Un abrazo.

      Eliminar
  8. Imagino, Mara, que en estos días estarás pasando por un "túnel de la bruja" del que parece que no se va a salir. Pero luego resulta que sí cuando emerges a la luz... de tu flamante nuevo hogar. ¡Mis mejores deseos en tu estreno de sede!
    Y ya que traes a colación a los Blanding como ilustración de tu actual experiencia, te diré que la recuerdo como una comedia de "sano ambiente familiar", cuya realización, sin salirse para nada de un nivel puramente artesanal, conseguía con la eficaz aplicación de pautas establecidas, momentos felices en un clima de amorosa complicidad entre los personajes, propiciando con ello un magnífico juego actoral a cargo del trío protagonista. En suma, una película muy agradable que -como apuntaba Ethan- en su conclusión sugiere un futuro "mènage a trois" con Grant-Loy-Douglas como vértices de ese anómalo triángulo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imaginas bien, Teo. Ya he salido del túnel, menos mal. Creo que no estoy hecha para tanta sutilidad, pero sí, los Blandings tenían un rollito "Jules et Jim", jajja... Supongo que todo el rollito que se podía permitir una comedia americana de la época. Besos.

      Eliminar
  9. Hay pocas cosas tan estresantes como una mudanza. Haces bien en tomártela con cierta relatividad, jeje! Una vez hecha la mudanza, lo mejor es convertir la casa en hogar. Ánimo!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso andamos, Kike. Gracias por los ánimos. Un abrazo.

      Eliminar
  10. Hubo un tiempo en el que viví en 3 casas diferentes el mismo año, estimada amiga; por fortuna ya esto de las mudanzas no van conmigo ^^. Me apunto la primera, Mara;la otra ya la tenía en lista, esperando el momento oportuno. Y ánimo con ese cambio de aires.
    Un abrazo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una peli simpática, Daniel. Ya me contarás qué te parece. Tres casas en un año... uff. El ser humano lo resiste todo, eh? jajaj Un abrazo

      Eliminar
  11. Hola, Mara, espero que te vaya muy bien en tu nuevo hogar.
    De las dos prefiero la de Cary Grant, una comedia familiar (como no podía ser menos) y amena que se ve con agrado y tiene sus momentos; una peli que no deja de tener cierto clasicismo, aunque sea bastante ligerita. La de Hanks es más tonta y el humor más de ahora, creo yo. Te ríes en unas cuantas escenas. Aunque la de los Blandings es ligera, no deja de ser más “seria” que la de Tom Hanks y Shelley Long (actriz que aparecía en la simpática serie de humor Cheers). Un saludo, Mara, y hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hanks y Long eran más payasetes. Yo es que soy muy de Hanks, desde sus primeras comedias hasta ahora. El año pasado, sin ir más lejos me gustó mucho en "Capitán Phillips". Últimamente es que está más serio, jeje. Cheers me trae a la memoria esa melodía tan familiar en mis sobremesas escolares...qué tiempos.

      Un saludo

      Eliminar
  12. Lo bueno que tiene la película "Los Blandings ya tienen casa" (que vi hace poco) es que sigue siendo muy actual, y lo malo es que las cosas siguen así para acceder a una vivienda.

    La de "Esta casa es una ruina" no es ciertamente de mis favoritas, aunque sirve para darse cuenta de que existió un tiempo en que Tom Hanks y Shelley Long eran actores que disfrutaban de un estatus similar en Hollywood.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Shelley Long ahora mismo le cuesta salir de los telefilmes. Una pena. Como la dificultad para encontrar vivienda, desde luego. Un saludo.

      Eliminar
  13. Que vaya muy bien la mudanza. Suelen ser agotadoras y desquiciantes pero merecen la pena. En cuanto a Esta casa es una ruina coincido contigo, me sigo riendo con ella. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje. Salían muy mal parados de su operación inmobiliaria. Por ahora mi casa estable sí que parece...

      Un saludo

      Eliminar
  14. Que vaya muy bien la mudanza, no conocía tu blog, me quedo por aquí y te sigo
    Besos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues bienvenida a este rincón, Virginia. Espero que te sientas como en casa ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  16. Por cierto que en la versión de Cary Grant aparece un obrero atractivo y cachas: el Tarzán Lex Barker.
    Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
  17. La verdad es que no reparé en él. Es que le ponen camiseta y despistan... ;)

    ResponderEliminar
  18. Hola, Mara: Muy divertidas las películas que has puesto.Yo me quedo con la primera. Te deseo un 2015 lleno de todas aquellas cosas que necesites. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  19. Igualmente Selegna! Que tengas un 2015 estupendo (y los que le siguen, claro). Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Como cada año, nuestro tren parara en alguna estación, depende de cada uno de nosotros dejar ir a la tristezas, miedos, frustraciones, malos momentos, desamor. Agradece a cada uno de ellos.. su compañía y sus enseñanzas, aunque hayan sido dolorosas, déjalos ir, déjalos bajar de este tren. Deseo que en esta parada, a tu tren suban miles de bendiciones, sueños alcanzables, amor, abundancia, fuerza y determinación para seguir tu viaje.
    Hoy en mi vagón quedaran puestos desocupados y espero te sientes a mi lado para compartir junt@s este nuevo viaje. FELIZ NUEVO COMIENZO EN ESTE AÑO 2015!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz año, Victoria. Gracias por unirte al blog. Un abrazo.

      Eliminar