jueves, 14 de noviembre de 2013

SEFF 2013 (parte 2)


Y seguimos con más pelis mientras el tiempo aguante. Me pedí esta semana de vacaciones pero me quedé con las ganas, así que tras unos días de festival arrastro ya un cansancio considerable. Sorprendentemente, aún tengo cuerpo para unas cintas más ;)


  • 10.000 noches en ninguna parte

Yo no tenía que haber ido a esta película. Principalmente porque el día anterior me acosté a las tantas y con unas cervezas de más tras uno de los conciertos del festival, el de Disco Las Palmeras. Aún así me puse el despertador y a las 9 de la mañana estaba en el pase matutino bostezando y esperando que Ramón Salazar hubiera hecho una peli que me sacara del letargo. Para mi sorpresa  me encontré con una cosa muy a lo Gondry, con la manía que le tengo yo a ese señor. El personaje de Lola Dueñas me invitaba a irme a casa cada vez que aparecía pero estaba flanqueada por todos lados y la operación me daba aún más pereza que la película. Es un rollo poético-onírico con un lado oscuro al que no le pillé el punto. Nota: 4.




  • Grand Central

Un film de Rebecca Zlotowski que obtuvo el premio François Chalais en Cannes. La historia se desarrolla en una central nuclear a la que llega un joven con muchas ganas de hacer carrera. Es interesante ver el día a día de los que trabajan allí y las inevitables relaciones personales que surgen entre ellos. Como defecto principal le achaco que crea un clima de tensión que no resuelve con mucho éxito. La protagoniza una pareja con un futuro prometedor: el muy mono Tahar Rahim (Un prophète, À perdre la raison) y la no menos bella Léa Seydoux. Nota: 6.




  • El gran cuaderno

Yo conocí al húngaro János Szász en el SEFF de hace unos años (creo que sobre 2007) con su anterior película: Opium, diario de una mujer poseída. Pasó ésta sin pena ni gloria por mi vida y no la recordé hasta que volví a ver su nombre en el cartel. Vuelve con una adaptación de la homónima obra de Agota Kristof,  la historia de dos hermanos gemelos que cambian totalmente de vida al ir a vivir con su abuela durante la II Guerra Mundial. Pronto comprenderán que no les queda más remedio que amoldarse al nuevo ambiente que les rodea, plagado de violencia, y para ello los hermanos emprenderán un peculiar método de adaptación al medio. Los chicos protagonistas lo hacen muy bien y el resultado es bastante bueno. Nota: 7.





  • We are the best! 

Lukas Moodysson
 regresa a las pantallas con el propósito de hacernos rememorar nuestra adolescencia y lo consigue. Las que se encargan de eso son Klara, Bobo y Hedvig, tres chicas de 12-13 años que viven en el Estocolmo de los años 80 y que están empeñadas en demostrar que el punk no ha muerto (por mucho que digan los heavies). Provoca muchas risas y hasta diría que hace crecer algún grano. Una vuelta del sueco a sus orígenes (Fucking Åmål). Muy entretenida. Nota: 7.





  • Holy Motors

Leos Carax cumplió su palabra y se pasó por la proyección de su última película a departir con el público sevillano. Llegó a la sala con gafas de sol y no soltó en todo el encuentro un pitillo sin encender que manoseaba mientras hablaba. Me hizo mucha gracia, porque daba la impresión de que algunos asistentes esperaban unas respuestas contundentes acerca del porqué, el cómo y el significado de todo lo relacionado con Monsieur Oscar, pero las aclaraciones del cineasta quedaban bastante lejos de lo trascendente. Que si tuve que rodar rápido y por eso llamé a un actor que ya conocía, que si como no tenía dinero la historia se tenía que rodar en París, o la frase más contundente: "no puedo explicar mi película". Creo que le faltó decir que no pensáramos tanto porque él para hacer la peli no lo había hecho. En cualquier caso, a mí este filme del que había escuchado lo mejor y lo peor me ha gustado. Una singular manera de ver el futuro del cine. Nota: 7.5.





  • Imagine

Sencilla y emotiva película que sorprendió y encandiló a los asistentes. La obra de un polaco (Andrzej Jakimowski) rodada en Portugal con el tema de la discapacidad como fondo quizá no llame la atención, pero el resultado está lleno de ternura y magia. La historia se inicia con la llegada de Ian, un peculiar orientador, a una clínica para invidentes ubicada en un monasterio. La peculiaridad de sus métodos llamará pronto la atención y las sospechas comenzarán a extenderse: ¿realmente Ian no puede ver? Una hermosa reflexión acerca de lo que somos o no capaces de hacer que tiene el increíble mérito de lograr que el espectador esté viendo la película y sintiéndose ciego al mismo tiempo. Nota: 8.



14 comentarios:

  1. Ningún autor es tan trascendente como sus fans se piensan (y menos en el cine donde intervienen multitud de variables). Buñuel lo sabía y nos tomaba el pelo constantemente.
    De las que citas, solamente he visto Holy Motors y le doy una puntuación parecida a la tuya, aunque no me gusta que me sermoneen (que es lo que hace Carax).
    Tomo nota del resto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad. Carax tiene pinta de ser un tío sencillo. Y muy, muy tímido. Conocí a gente de la organización y me dijeron que lo de las entrevistas y hablar en público lo lleva regular, de ahí lo de las gafas de sol. Al menos esta vez se prestó a las preguntas, jeje. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Me atraen todas estas pelis, lástima que no estén al alcance de la mano tan fácilmente...Un saludo, de vuelta Indien12.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunas sí que llegaran a cartelera tarde o temprano, las más pequeñas si que tienen más dificultad, pero nada es imposible con esto de internet ;) Un abrazo

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. Me atraen todas estas pelis, lástima que no estén al alcance de la mano tan fácilmente...Un saludo, de vuelta Indien12.

    ResponderEliminar
  4. Me llama la de los gemelos que se van con la abuela en la II guerra mundial.
    Fucking Amal no está mal, aunque no me parezca tan buena como mucha gente que habla y habla de ella como si fuera una maravilla, o sea que me quedo con We are the best!
    Una suerte haber podido contar con la presencia de Carax a pesar de no haber sido demasiado convincente en la explicación de Holly Motors. Imagine a tener en cuenta.
    Un abrazo, Mara. Muy buena entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, como dice Lombreeze, creo que somos nosotros los que nos comemos la cabeza con las películas. Puede que las de Moodysson no sean películas sobresalientes pero sabe hacer un cine fresco y muy entretenido, como en esta ocasión. Imagine me gustó mucho, a ver si la puedes ver pronto. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Grand Central y el gran cuaderno son fijas desde hace tiempo en mi lista. Y agrego Imagine que no conocía y me entusiasma tu 8. Averiguaré más sobre ella. Las otras lo dejo en posibles.

    Vi Holy motors y me gustó mucho, muy buena película, al final es cine puro y como contar desde él como lo ha hecho el hombre a través del tiempo, ahora con otra arte, ¿para qué más?, está claro y coherente, para mi suficiente, y es que tanta complicación e hipótesis aunque tiene su interés, también muchas veces es para auto-engañarse y creer que uno ve algo mayor, y ni siquiera está seguro de nada, y por ese lado no encajo. Además, y a pesar de mi desconfianza a la espera de un buen convencimiento, la crítica aporta subjetividad, literatura, juego, profundidad, y para que limitar la propia obra con respuestas tajantes, mejor que vuele la imaginación, Carax se hace el loco, que se rayen e inventen dirá.

    Estás viendo muy buenas películas, buenas elecciones. Esperamos la última crónica. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la verdad es que Holy Motors con esos personajes y todos sus capítulos se presta mucho a la interpretación. La he disfrutado más de lo que me imaginé. La última crónica acaba de salir calentinta, a ver si ahora ya tengo tiempo para leeros a vosotros, que os tengo abandonados!! Besos

      Eliminar
  6. Un repaso muy interesante. Yo, de momento, me apunto la de Jakimowski del que vi una película que me gustó bastante "Tricks".
    Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo esa no la he visto, y con el buen sabor de boca que me ha dejado "Imagine" me voy a poner ya a la búsqueda ya! Un abrazo

      Eliminar
  7. Pues anotadas quedan esas notas y valoraciones. Con Holy Motors yo le puse la misma nota en su momento. Me gusta, me parece original pero para nada fascinante. Y Imagine y la de Lukas Moodysson, que solía gustarme, las veré en cuanto pueda. Veo que en general bastante bien. Me alegro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagine debería llegar a cartelera, es una historia hermosa que creo que funcionaría bien. Moodysson vuelve a sus orígenes y supongo que a sus buenos resultados. La verdad es que la cosa no ha estado mal :) Ya hasta el año que viene...

      Un abrazo

      Eliminar