martes, 3 de septiembre de 2013

I have a dream

Como la puntualidad no es mi fuerte llego tarde a esa ola mediática que hace unos días recordaba el aniversario de aquel discurso tan impactante que pronunció Martin Luther King hace 50 años en Washington. A la espera de una película a la altura de las proezas del pastor de Atlanta, el blog dedica hoy su entrada a una actriz que comparte raza con el famoso orador: Butterfly McQueen.



Echándole un ojo a la wikipedia, me entero de que Butterfly era una bailarina a la que le hubiera gustado ser enfermera, que pronto renunció a su nombre originario –Thelma– porque lo detestaba y que fue su primer papel, el de la inolvidable Prissy, aquel por el que la recordarían toda la vida. Por entonces Butterfly tenía ya los 28 años (¿no parecía mucho más joven?) y estrenaba a lo grande una carrera que le permitiría trabajar con directores como Michael Curtiz, George Cukor o  King Vidor, haciendo casi siempre –eso sí– de chacha pavisosa.


Lo que el viento se llevó
Alma en suplicio
Duelo al sol

Por aquel entonces Hollywood no podía ofrecer mucho más a una afroamericana y ella debió terminar harta de servir a tanta estrella blanca y de que a ella nunca le tocase el galán, porque decidió trabajar cada vez menos y romper con la buena racha. Su último y minúsculo papel fue en la infravalorada La costa de los mosquitos, dando vida a uno de esos aborígenes cuyo universo se tambaleaba al recibir la visita de Harrisond Ford, un inventor muy trabajador y algo desquiciado.

La costa de los mosquitos

Corría el año 1986 y ahí acababa su relación con la gran pantalla, aunque Prissy la obligara a reaparecer de vez en cuando (como en el vídeo de más abajo) para que los espectadores no olvidáramos una de las voces más inconfundibles del cine.



21 comentarios:

  1. Hola Mara!!! Muy interesante tu reseña. Jamás supe el nombre de esta actriz, y sí que es cierto que la identifico en todas las películas que has mostrado
    Cierto es que su voz se hace inconfundible.Tantos años después de que las personas de raza negra tuviesen un rol establecido en el cine, como bien dices chachas o mayordomos y poco más, las cosas tampoco parecen haber cambiado mucho. Es cierto que tienen más protagonismo, y que ya se cuentan por decenas los actores o actrices de raza negra que deslumbran con sus actuaciones y a los que se respeta por su trabajo , pero bajo mi punto de vista, aún queda mucho por lograr. Un beso querida Mara.

    ResponderEliminar
  2. Hola Mara!!! Muy interesante tu reseña. Jamás supe el nombre de esta actriz, y sí que es cierto que la identifico en todas las películas que has mostrado
    Cierto es que su voz se hace inconfundible.Tantos años después de que las personas de raza negra tuviesen un rol establecido en el cine, como bien dices chachas o mayordomos y poco más, las cosas tampoco parecen haber cambiado mucho. Es cierto que tienen más protagonismo, y que ya se cuentan por decenas los actores o actrices de raza negra que deslumbran con sus actuaciones y a los que se respeta por su trabajo , pero bajo mi punto de vista, aún queda mucho por lograr. Un beso querida Mara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola SqS!

      Es verdad que aún queda mucho por hacer, pero Butterfly ya tiene su lugar en la historia del cine por su pequeño e inolvidable papel ;)

      Por cierto, el otro día traté de dejar un comentario en tu entrada sobre Marilyn, pero tras un par de intentos no pude hacerlo (escribía desde el móvil, y creo que me hace caso cuando quiere). Me he acordado al ver doble tu comentario... Unas veces tanto y otras tan poco!! jajaja

      Un beso

      Eliminar
  3. Siempre será esa Prissy tan inocente, siempre un poco en las nubes que sacaba de quicio a Escarlata!! Y qué buenos momentos los suyos en esta película!!
    La he visto y reconocido en esas otras dos grandes películas que nos dejas sin embargo, siempre a Prissy con una gran sonrisa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prissy pone de los nervios a todo el mundo!! Cada vez que la recuerdo tarareando y tocándose el mandil pienso en que el carácter de la O´Hara nunca ha estado debidamente reconocido, jajaja

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Me alegra no sabes cuánto esta entrada-homenaje a la querida Prissy porque siempre le he tenido una gran simpatía desde que la vi por primera vez poniendo de los nervios a Escarlata O'Hara. Recuerdo que me encantó reconocerla muchos años después en "La costa de los mosquitos".

    Un beso, Mara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Actrices inolvidables de las que en realidad sabemos muy poco... Me alegra que te alegre ;)

      Un beso

      Eliminar
  5. Sí, señora. Excelente recordario de una soberbia actriz secundaria

    ResponderEliminar
  6. En "Lo que el viento se llevó" tenía una competencia feroz con la portentosa interpretación de Hattie McDaniel en el papel de la mandona Mammy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto! Pero al final fue Hattie quien se llevó la estatuilla...

      Un abrazo

      Eliminar
  7. La recuerdo con su timbre inconfundible: "¡Zeñoíta E-calata!!! Pobre, sólo le daban papeles de sirvienta. Supongo que Butterfly fue -salvando las distancias- la Gracita Morales del cine estadounidense.
    Ah, a mí también me gustó "La costa de los mosquitos" Creo que fue injustamente valorada.
    Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, no había caído, pero en la voz ambas tienen un aire. A mí esa película me parece muy interesante y cuenta con un reparto estupendo, no sé por qué está tan olvidada. Bueno, al menos ya somos dos los que la disfrutamos ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  8. La recuerdo muy bien en "Lo que el viento se llevó". Muy interesante post Mara; son de esos personajes casi desapercibidos que merecen nuestro aprecio. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Daniel. Menos mal que "Lo que el viento se llevó" la echan al menos una vez al año, así a Prissy no la olvidamos ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Mara, me he llevado una grata sorpresa... Recuerdo a esa Prissy como si fuera ayer -quizás porque cuando pasan la película por antonomasia, nunca puedo apagar la TV-, ciertpo que parecía mucho más joven. También la vi en su último papel. Pero, corta de mí, no sabía quién era. Gracias por el descubrimiento.

    Saludos, Anna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa como a ti, Anna. Cuando la pillo por la tele el sofá me atrapa. Ya no podemos preguntarle por sus secretos de belleza, pena.

      Un abrazo

      Eliminar
  10. Hola Mrs. Miniver,

    Pobre señora, ya me imagino que debió acabar hasrta de realizar papeles secundarios y encima para muchas de las divas blancas (con todo mi respeto) del momento.

    Aunque mirandolo por el lado bueno, fue una pionera. Ella seguro que suposo un puente para el resto de actrices negras que debían abrirse una puerta y romper prejuicios.

    Un gran retorno Mara, cine y reivindicación racils y femenina. All-in-one. ^_^

    Un abrazo muy grande Mara.

    *Nota*: Por cierto, el otro día por casualidad encontré la película de Mrs. miniver, ja ja ja... un día de estos la veré, y haber si descubro porque escogistes este personaje.

    ResponderEliminar
  11. Jajaj, sí, all in one!

    Vas a tener que ver esa película, UTLA. Yo creo que te gustarán las andanzas de la Miniver ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. No sé por qué hoy me acorde de Prissy,cuando fue a buscar al Sr Badler al prostibulo de Ella,se horrorizó cuando él le dijo que subiera a darle el recado que traía de su ama. Fantástica ...no hay que hacer mucho ruido para llamar la atención y ella lo consiguió . Un saludo Mara Miniver, me gusta tu blog.

    ResponderEliminar