martes, 16 de abril de 2013

A day in the life


Fue acabar la lectura de este artículo y ponerme a la busca y captura del documental que el texto mencionaba. No me arrepentí. Seguramente porque Corea del Norte cuenta con el exotismo de esos herméticos paises que se cierran a cal y canto en virtud de una utópica perfección, el caso es que hoy resulta de lo más llamativo. Lo mejor del documental es que está hecho por un occidental –Pieter Fleury, holandés para más señas– y que es una de las pocas cintas que ha logrado el beneplácito de las autoridades norcoreanas. Vamos, que ellos han quedado encantados con el resultado. Que uno imagina que esas multitudinarias clases de inglés y esas reuniones adornadas con ganchillo –a nuestros ojos tan rancias– allí deben resultar de lo más moderno; que las surrealistas lecciones en el colegio sobre las botas katiuskas del Gran Líder allí deben ser la leche; y que sacar lustre a tanta estatua y retrato de gerifalte no es algo agotador sino gustoso. Supongo que hasta estará, además, disponible para todo el país en la intranet (que no internet, que de eso no hay). Y he ahí lo curioso, que aún así, el material para los ajenos al régimen provoca momentos realmente hilarantes que terminan poniendo los pelos como escarpias. Porque tarde o temprano uno cae en la cuenta de que eso es verdad y no una peli de Sacha Baron Cohen y entonces la cosa da mucha grima: la estética trasnochada, la obsesión antiamericana, el demente culto al líder y esas melodías ensalzadoras de la causa que amenazan al ciudadano en cualquier esquina. Pero eso no es todo, al acabar el documental me tropecé con este otro artículo que habla de una cierta fiebre turística hacia el peculiar país asiático, muestra del gusto occidental por esos insólitos paraísos proletarios en los que no es fácil entrar y casi imposible salir cuando se es oriundo de ellos. Un caso. Yo les dejo con el documental en cuestión, A day in the life, con el propósito de no leer las noticias esta semana e irme a la Feria de Abril todos los días que mis obligaciones me permitan. Que este déjà vu de la Guerra Fría me ha recordado que la vida son dos días. Y con un norcoreano enfadado puede que incluso uno.








.

16 comentarios:

  1. Increible su fallecido lider Kim Jong II. Secuestró durante ocho años a una actriz de Hong Kong para que rodara un film para él: "Pulgasari", una especie de Godzilla. Espero que al menos la película valiera la pena.
    Que te diviertas mucho en la Feria de Abril.
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aquí está Pulgasari, cortesía de You Tube. Ahora sólo hace falta un momento valiente para hincarle el diente ;)

      Todavía no he podido pisar la feria (no descanso hasta el fin de semana), pero mañana me escaparé sin falta. Espero llegar el viernes al curro con un aspecto medianamente decente...

      Un abrazo



      Eliminar
  2. ¿En Corea del Norte tendrán Feria de Abril o sólo hacen desfiles...?

    Salucines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaa, no creo. Con la manzanilla entra mucha guasa, al Gran Líder le caerían muchas sevillanas jocosas y el humor comunista es muy suyo, pa´ qué vamos a engañarnos ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Hace poco la vimos, por que somos bastante Koreanofilos, y la verdad es que es una auténtica pena ver la vida de esa pobre gente, y la pesadilla enloquecida en la que viven. Hay también por ahí un reportaje interesantes que hizo Jon Sistiaga, que esta bastante bien.
    Saludos y a pasarlo bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me lo apunto, a ver si me hago koreanófila yo también ;)

      Gracias, un saludo

      Eliminar
  4. Creo que cualquier documental más o menos decente sobre Corea del Norte me resultaría interesante. El que los norcoreanos le dieran el visto bueno no sé si tomármelo bien o no tan bien. De todas formas queda apuntado. Gracias.
    Un abrazo, Mara.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Pues eso es lo que llama la atención, que siendo propagandístico dé grima. Ya me cuentas si lo ves ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Siempre subyace la curiosidad por ver que hay en Corea del norte aunque su régimen es bastante penoso en pleno siglo XXI, pero bueno, y ahí dejas el vídeo, más adelante seguro lo veo. Gracias por el dato. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, Mario. Ya me contarás, la verdad es que llama la atención el tinglado que tienen montado.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Es la atracción por lo abyecto, el comprobar como aún pueden existir lavados de cerebro globales e institucionales para convertir a toda una nación en un pueblo de borregos...también lo intentan en nuestro país, pero aún queda gente con cultura y criterio.
    Disfruta en la feria y desconecta. Bsote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alforte. Me tomaré una copita por ti. Y por los norcoreanos, será por eso... ;)

      Un beso

      Eliminar
  7. Ni idea del documental, Mara, lo buscaré, sin duda. Gracias por compartirlo.

    Roy

    ResponderEliminar
  8. Pues yo hace unos tres años vi un documental de un danés, The red chapel,más al estilo de l citado Sacha Baron Cohen, ya que el tipo se infiltra en Corea del Norte con la excusa de un intercambio cultural e intenta ridiculizar todo lo que puede al país. La verdad es que al final se quedaba un poco a medio camino de todo, pero merecía mucho la pena. Lo vi en el festival de Sitges y jamás he podidpo encontrarlo por la red, pero me lo has recordado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Pues nada, a ver si un alma caritativa lo cuelga pronto, no había oído hablar de él...

    Un abrazo

    ResponderEliminar