lunes, 25 de marzo de 2013

Rompe Disney


Cuando Pixar irrumpió en 1995 con Toy Story a Disney debió darle un vuelco el corazón. Fue además un ex trabajador de la compañía, John Lasseter, uno de los fundadores de la nueva Pixar y también el director de esa película de juguetitos que se llevó una mención especial en los Óscars cuando en tales premios la categoría de animación ni siquiera había visto la luz. Era la primera película hecha completamente por ordenador e inauguraba una nueva época no sólo en cuanto a técnica, sino también en cuanto a principios. Con ellos Pixar lograba sentar en la butaca a un espectador antes no interesado en ese cine, mezclando en sus largometrajes diferentes niveles de atención dirigidos cada uno de ellos a un público específico y ofreciendo un rato la mar de placentero a niños y mayores.


Seguramente esos cambios que introdujo Pixar tuvieron mucho que ver con la decisión de la academia de crear una categoría para el cine animado en 2001 y entonces Disney debió pensar que si con el enemigo no se podía, lo mejor era zampárselo, adquiriendo en 2006 los estudios Pixar. Éstos conservaron la dirección creativa de las películas y fruto de la lucrativa unión nacieron Wall-E, Toy Story 3 o la inolvidable Up, todas galardonadas por una academia rendida a los pies del simpático flexo. Y llegamos a 2012 y el flexo saltarín vuelve a ganar estatuilla con Brave. Por avatares que ustedes ya conocen no he podido yo este año verme todas las películas nominadas para la eminente gala, pero hallé hace poco el hueco perfecto para ponerme al día en esta categoría en un domingo post bodorrio. Y es que ver pelis de dibujitos parecía ser la única actividad compatible con mi cerebro resacoso. Así que me puse manos a la obra con un duelo Brave-¡Rompe Ralph! y comencé por la peli ganadora sin saber que, en realidad, dejaba lo mejor para el final.


Y es que Brave no deja de ser una historia de princesas al uso, por mucho que Mérida sea desaliñada e indómita y por mucho trabajo técnico que tengan detrás sus incontrolables rizos. Que entretiene, sí, pero que la princesita es una insulsa al lado del protagonista de la entrada de hoy, ese brutote entrañable que abandona su hogar para conseguir una medalla. Así que Ralph, guapetón, esta entrada es sólo para ti 


Porque el pobre Ralph lleva una vida bastante triste. Encargado de destrozar todo lo que se encuentra en un videojuego, su labor no es otra que promover el lucimiento del héroe, Félix el Reparador. Y aunque su trabajo es igualmente indispensable, Ralph no obtiene condecoraciones por sus acciones y, consecuentemente, ningún reconocimiento. Tampoco está muy bien visto por sus compañeros de reparto y lleva una vida sucia y solitaria en un vertedero frente a la edificación que destroza a diario. La asistencia a una singular terapia de grupo le sabe a poco y un buen día nuestro Ralph decidirá salir en busca de una medalla que cierre la boca de todos esos que le creen incapaz de conseguirla. Ni que decir tiene que el camino va a ser arduo para nuestro protagonista, pero también será una delicia para un espectador que salta de videojuego en videojuego, cambiando de paisaje y estética, y que no puede evitar encariñarse de un malote que es todo corazón. Sin olvidarnos de Vanellope von Schweetz, esa singular outsider que le acompañará en la aventura.


La película, mucho más adulta que Brave, es también visualmente más atractiva, mostrando escenarios muy diversos. En originalidad también gana. No todos los días puede uno introducirse en las entrañas de un salón recreativo. Y cuando el local cierra sus puertas al público, es realmente cuando cobra vida. En él el mal no lo representan terribles males de ojo ni brujas piradas, sino la simple y llana desconexión, o lo que es lo mismo, el olvido y la indiferencia. Imposible no ponerle empatía a una historia en la que los viejos personajes obsoletos a los que ya nadie encuentra utilidad se ven obligados a pedir algo que llevarse a la boca en una muy peculiar estación central. O al jugoso dilema que envuelve la película, el conflicto entre el interés individual y el colectivo. Porque en sus andanzas los protagonistas no sólo se ponen en peligro a sí mismos, sino que salpican a todos los demás. Ya ven, mucha imaginación empapada de grandes dosis de realidad. Sin olvidarnos de todos sus elementos retro, introducidos con soltura en una peli técnicamente a la última.Y por todo esto y mucho más, aquí condecoramos al cafre bonachón sin dudarlo. Y esperamos que la próxima entrega de Pixar –estos monstruos universitarios–, esté más a la altura. De lo contrario empezaremos a pensar que Disney está despertando de su letargo y que los del flexo empiezan a vivir de las rentas.





30 comentarios:

  1. Se me escapó en Navidad, pero mi intención es ponerme al día con "Rompe Ralph" estas vacaciones. Tiene una pinta estupenda, y desde luego la ambientación en el mundo del videojuego le da un plus. Eso sí, que esta película te haya gustado tanto no implica que haya que despreciar "Brave" una película imperfecta, y con unos puntazos a lo Dremworks que hacen temer por el futuro de la Pixar, pero que aún así tiene mucho buen cine dentro de ella, como el inicio, el montaje paralelo en la conversación madre-hija, o el final, simplemente espléndido.
    Si te apetece leer lo que escribimos sobre ella en su día:
    http://lagatacongafas.blogspot.com.es/2012/08/el-oso-y-el-arco.html
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas, León. No creo que Brave sea una mala película, pero de las de Pixar yo la colocaría al final de la lista... No me hizo muchas gracia. Esto de los gustos, ya sabes. Ahora le echo un vistazo a esa entrada ;) un saludo

      Eliminar
  2. No he visto Brave, que aunque no dudo que esté bien me da bastante pereza. Con Rompe Ralph también me lo pasé en grande. Me encanta el universo de videojuegos y esas terapias de grupo para villanos XD Muy divertida... ¿Se avecina una época dorada Disney?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues por lo visto la sana competencia les está haciendo ponerse las pilas. Veremos si Ralph ha sido casualidad o no ;) un saludo

      Eliminar
  3. No he visto ninguna de las dos, pero me apunto Rompe Ralph. Después de leerte apetece verla.

    Saludos
    Roy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo eché muy buen rato con este malo tan peculiar. Te la recomiendo :) un saludo

      Eliminar
  4. A mi me gustó Brave, y aunque me he subido a la ola Pixar (con justicia claro), he visto casi todas, he guardado un poco de corazoncito por Disney aun y toda esa inocencia extrema que desbordaba que a veces uno ya se ponía medio tonto. Aladino para mi es una obra de arte, hasta el juego en nintendo o playsation no recuerdo lo he jugado mucho atrás. Brave es que es una historia menos riesgosa pero lo de los osos me pareció atractivo, en una época donde pues ya los osos son poca cosa como enemigos en la ficción animada. Pero estoy contigo en que Ralph es superior, desde esa estética que se asume muy kitsch por poner una mezcla tan variopinta y tan incongruente visualmente pero que funciona porque tiene suma lógica. Y como bien has anotado, individualismo, existencialismo, nostalgia, éxito, que se cuece detrás del show, etc Ralph esta lleno de ideas valiosas, realmente identificables y todo en ese diario vivir nuestro, en algo que podemos recordar y asumir, que hemos jugado. Es genial. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que nunca he sido mucho del Disney tradicional, aunque reconozco la calidad de sus películas. Ralph tiene cosas para enganchar a niños y mayores y me parece sencillamente deliciosa . Como dices, hay mucho detrás de la historia. Un beso.

      Eliminar
  5. Lo resumo así, Brave ha sido lo peorcito de Pixar en su magnífica historia (y aún así es buena y agradable)... Rompe Ralph es tremendamente entretenida y mucho más efectiva. Para mí los Oscars se equivocaron, yo se lo hubiese dado a Frankenweenie xD

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo, aunque no he visto Frankenweenie, jajaja. Otro abrazo!

      Eliminar
  6. Fíjate que Brave me tiraba tan poco que no tuve ganas de ir a verla al cine, cuando casi que no me perdí ni una de la Pixar. Y es que han puesto el listón tan alto que es fácil bajar la guardia en algún momento. A ver qué nos deparan estos nuevos monstruos, con lo tierna que es la predecesora y la capacidad de hacer buenas segundas y terceras partes que tienen esta gente no pierdo la esperanza. Te puedo preguntar cuál es tu favorita de la pixar???


    Tomo nota de la recomendación de Rompe Ralph.

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da a mí que te va a gustar... Mi favorita? Uf, difícil, pero creo que voy a elegir Up. Es que de esa peli escucho el vals y ya me entran los temblores. En el cine recuerdo que no me creía que estuviese en una peli animada. En fin, eso, a ver esos monstruos, los primeros desde luego son entrañables. Otro abrazo!

      Eliminar
    2. ufff sí... ese vals... el efecto de la música de las películas. Yo también es escucharlo y salirme las lágrimas... Enorme película, entre las mejores sin duda.

      Pero mi favorita siempre será Ratatouille. Y nunca sabré por qué.

      Que tengas buenas mini-vacaciones!!!

      Eliminar
    3. Ratatouille? Me resultó simpática pero no me llamó tanto la atención. Pero te entiendo, hay películas por las que uno tiene particulares debilidades. La verdad es q entre este tiempo lluvioso, sin procesiones en las calles, y q me toca trabajar toda la semana ni me doy cuenta de que es Semana Santa. En fin, el otro día fui a un festival y me acordé de ti., festivalera de pro ;) Conoces a los Exsonvaldes? Me encantaron!

      Eliminar
  7. Pues totalmente de acuerdo contigo. Yo salí decepcionado de Brave, por su convencionalidad algo cursi. Pese a ese apartado visual impecable y alguna escena (sobre todo la de las flechas) magnífica.
    Pero el bueno de Ralph sale ganado. Al contrario que la de Pixar, fui al cine con mi hijo sin esperar mucho. El pobre me miraba sorprendido las varias veces que solté una risotada y es que la película divierte horrores, tiene ritmo, es original y tiene mensaje. ¿Qué más se puede pedir? Yo la incluí entre las mejores del año pasado. Sin duda de animación fue la mejor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, "papá, compórtate". No me extrañan tus risotadas, yo también solté las mías, es que tiene momentos brillantes. Demasiado desapercibida ha pasado, en mi opinión. Un abrazo.

      Eliminar
  8. Por fin has dado cuenta del gigantón Ralph!
    Es un divertimento de lo mejor del año pasado. Visualmente es lo más parecido a Pixar.
    Ritmo frenético, lleno de personajes, la de Dios! que salen en ella.
    La historia que funciona muy bien, sigue siendo puro Disney. La chica, el héroe de buen corazón, el malo, los secundarios, etc.
    Una auténtica gozada que fue la última sorpresa que nos deparó el año. Además en el cine se pudo con el corto "Paperman", para rematar la faena.

    De "Brave" poco más que decir. Interesante, pero fallida nueva película de Pixar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, este año voy con retraso, a mi ritmo ;) Di buena cuenta de Paperman en tu blog, me faltaba Ralph y me ha encantado. Con Brave los de Pixar se han desinflado, a ver si se recuperan. Un abrazo!

      Eliminar
  9. Confieso que he visto muy poco de Pixar y de estas pelis no sé nada...
    Yo era más de Disney...:(( No me perdí ni una!

    Un beso, Mara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo nunca fui de Disney, ni de pequeña. Es que cuando cantaban se me hacía muy pesado. Siempre me han costado trabajo los musicales... Pero con Ralph me han ganado, es un amor :) un beso!

      Eliminar
  10. Coincido plenamente. Brave es brillante a nivel visual, pero el guión deja muchísimo que desear, mientras que Rompe Ralph es toda una agradable sorpresa que debería haber ganado el Oscar. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un guión un tanto facilón, la verdad. Sí, el Óscar se lo merecía. Es muy original y mucho más arriesgada. En fin, no es la primera metedura de pata de la academia. Un saludo, Juan.

      Eliminar
  11. mmm... No creo ni considero que Rompe Ralph sea más atractiva visualmente que Brave. A mí Brave me defraudó un poco porque era precisamente una de las de Disney de princesas de toda la vida (variante arriba o abajo)...y claro, yo fui a ver una de Pixar, no una de Disney de princesas (que me encantan, por cierto; pero como iba esperando otra cosa)...
    Y Rompe, Ralph...Rompe Ralph es menos Pixar que las buenas de Pixar, a mí no me pareció tan adulta como a ti, y quitando algunos momentos, tampoco me pareció gran cosa, así que...
    Pero en lo de que UP es inolvidable, coincido ;-)
    PD: Espero que las cosas vayan mejor.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las cosas sí que van a mejor, gracias :)

      Yo creo que Brave está bien hecha, pero a mí me aburrió. Sé que no se puede esperar siempre un "Up", pero el guión les ha quedado de lo más simplón. Este año parece que se han invertido los papeles, los de Disney andaban más Pixar y los de Pixar más Disney. A mí Ralph me ha gustado mucho ;)

      Saludos

      Eliminar
  12. A los de Pixar les salió la jugada mucho mejor que al animador Ralph Baskin que salió de los Estudios Disney para hacer películas de bajo presupuesto como "Fritz el gato" y una muy curiosa adaptación de El señor de los anillos. Es curioso porque aunque "Rompe Ralph" me pareció más divertida "Brave" me gustó más visualmente. Sana envidia me producen esas películas pues ya me gustaría a mí ser dibujante en un estudio de esos. Abrazos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no conozco a ese tal Fritz... Nada, Borgo, envíales el CV a ver qué pasa. Como decía siempre mi abuela: El no ya lo tienes ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  13. Hola Mrs. Miniver,

    ¡¡ TOTALMENTE DE ACUERDO !!

    Aunque Brave esta bien, Rompe Ralph tiene una muy buena historia.

    Además, en Rompe Ralph podriamos decir que hay 4 personajes (aunque uno sea el principal) y que las cuatro historias se van acercando la una a la otra hasta fundirse en una sola.

    Que acertada entrada Mara, me ha gustado mucho, y estoy de acuerdo con todo lo que expones. (por una vez no hay un pero... ;-> ja ja ja)

    Un abrazo Mara.

    *NOTA*: Por cierto, no sabia que "Mrs. Miniver" fuera el personaje de una película (pensaba que el nombre hacia referencia a una actriz), el otro día descubrí la cinta y me acorde de este espacio suyo y de "la jefa". Ja ja ja Ahora por simple curiosidad veré la película de Mr.s Miniver tranquilamente algún día en mi casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, Utla, hoy coincidimos!

      Jajaja, pues sí, "La señora Miniver" es uno de esos personajes cinematográficos inolvidables de Wyler y yo le usurpé el apellido cuando vi que no se me ocurría nada mejor para bautizar este blog. Nada, ya me contarás qué te parece :)

      Un abrazo

      Eliminar
  14. No vi ni Brave ni Félix el raparador, pero si están tan bien como Wall.E y la tercera de Toy Story procuraré verlas. De todas formas Brave en general, por lo que tengo oído, no gustó demasiado.
    Un saludo, Mara. Muy buena entrada.

    ResponderEliminar
  15. Brave se deja ver, pero Ralph y su amigo Félix merecen mucho la pena :) Un saludo, Javier

    ResponderEliminar