viernes, 22 de febrero de 2013

Persona


Yo debería estar haciendo una oscarizada entrada de Bestias del sur salvaje, de Lincoln o de argo por el estilo –chiste malo–, pero la vida viene como viene y la película que tengo en mente ahora mismo es Persona. Y les explico por qué.




La intervención quirúrgica de un familiar me trae de cabeza últimamente y las visitas al hospital me alteran mucho. Siempre he sido exageradamente aprensiva y desde pequeña tengo fobia a la sangre y a las agujas. Reconozco que soy un cero a la izquierda ejerciendo cuidados paliativos y cuando me veo en la obligación de asistir a alguien en estas circunstancias intento limitarme a funciones extra-sanitarias: realizar recados varios, proveer víveres alejados de la aburrida dieta blanda o poner orden entre los pacientes para que no se maten por el mando de la tele. Todo, como pueden ver, de una enorme responsabilidad. Pero el simple hecho de estar allí se me hace insoportable. Las camillas, las heridas, los catéteres... me desquician. Entonces es cuando pienso en Persona, la película que dirigió Ingmar Bergman en 1966 y que comenzaba recurriendo al "de dónde venimos y a dónde vamos" con secas y contundentes escenas de corte cristiano: el sacrificio del cordero, la crucifixión. Clavos atravesando manos, corderos moribundos. Como esas escenas que yo no quiero ver, pero que no me queda más remedio que verlas cuando deambulo por los pasillos hospitalarios. Una vez pasado el shock y ya en la habitación, llega la segunda parte de la película. Cuando la enfermera Alma (Bibi Andersson en la pantalla, yo en este caso) intenta ayudar a una paciente entregada a la enfermedad, ya sea por imposible o por cansancio. Bien es cierto que en Persona la enfermedad, psiquiátrica, es a la vista menos desagradable –máxime porque la enferma es una muy bella Liv Ullman– y el entorno no es un triste centro de la Seguridad Social sino una hermosa e insular casa de veraneo. Bergman 1- Mara 0. Pero lo que allí acontece no es tan dispar, porque el tratamiento también saca lo peor de mí y a veces tengo que recordarme a mí misma que no soy yo la enferma. Por ahora. O quizás sí. Los que han visto la película quizás me comprendan. Espero no haber quitado con mi paralelismo las ganas a los que no la han visto. Es cine arriesgado, pero que dura 81 minutos. Que aprenda Béla Tarr.






Y por lo que les he contado quizás esté menos activa durante un tiempo. Intentaré ver la ceremonia de los Oscars y repetir experiencia tuitera, porque en los Goyas me lo pasé pipa y no me vendrá mal desconectar, aunque no sé si me va a ser posible. Espero que todo esto pase rápido y termine con final feliz. Hasta entonces perdónenme si no les visito lo suficiente o falto en los comentarios. Como suele decirse, es por razones ajenas a mi voluntad.

36 comentarios:

  1. Espero que se solucionen pronto esas visitas. A mi es algo que también me provoca un especial mal cuerpo. Aunque si hay algo que me deprime aún más que la habitación de un hospital es la cafetería de ese mismo hospital.´

    En fin, qué se le va a hacer, es "Argo" que nos toca de vez en cuando ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Las cafeterías también tienen lo suyo... y eso que en estos casos tienden a pintarlas de estridentes colores. Jeje, esperemos que pase pronto la racha, un abrazo.

      Eliminar
  2. Vaya. Pues que vaya bien la cosa con el asunto hospitalario. Tus funciones tienen su importancia, no te creas ;-)
    La primera vez que vi Persona en el cine me dejó impresionado. La segunda se me cayó un poco (pierde impacto). Si la enferma es una muy bella Liv, la enfermera es una muy-muy-muy bella Bibi...Y su monólogo, vamos (jaja).
    El remake que hicieron en USA, esa llamada El club de la lucha también me gustó. Y si te preguntas por el sentido de lo anterior, lee si te apetece el tercer comentario de este enlace:http://tengobocaynopuedogritar.blogspot.com.es/2010/03/el-club-de-la-lucha-peliculas-que-nos.html

    Un abrazo y hasta cuando puedas (lo dicho; que vaya todo bien).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no había caído yo en esa similitud, David. La verdad es que en el tema del desdoblamiento de personalidad son las dos bastante cercanas aunque El club de la lucha la tengo menos fresca.

      El monólogo de la bella Alma tiene la peculiaridad de no ser aburrido, el espectador parece estar viendo la escena. Eso me llama mucho la atención.

      Gracias y un abrazo.

      Eliminar
  3. Mara, Mara...mi admiración por ti va creciendo con cada entrada. Tu manera de enfrentarte a adversidades varias con ese humor fino, esa ironía punzante...me encanta. Tu visión de las cosas. Pues estamos más o menos en el mismo barco solo que yo soy más bestia y tiro por la calle del medio y desaparezco y hago desaparecer mi rastro para que nadie pueda dar conmigo.
    "Persona" creo recordar que era la peli preferida de un amigo pero hace michísmos años que no he vuelto a verla.

    NO hace falta que te de muchos ánimos porque vas sobrada de eso aún así espero que todo vaya muy bien, que tu familiar se reponga muy pronto y que a ti te sea lo más leve posible todo.

    Un beso fuerte.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Myra. Sé que tú también andas en una situación peliaguda. A menudo también yo tengo ganas de llegar a casa y meter la cabeza bajo la almohada (la técnica del avestruz de toda la vida...)pero la verdad es la cosa va mejorando. Seguimos en la brecha, no? ;)

      Un besazo

      Eliminar
  4. No soy mucho de Bergman. He visto Persona pero lo cierto es que me gustan más otras de sus películas como Fresas salvajes.
    Yo como cada año también veré los Oscar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco es mi favorita de Bergman, pero siempre la relaciono con la enfermedad. "Persona" es como ser enfermo y enfermero al mismo tiempo...y no sé si es tan rara la idea ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Mara, los hospitales, agujas, camillas y enfermedades no gustan a nadie, creo que todos sentimos un poco lo mismo, pero a la fuerza ahorcan y a veces no queda otra que pasarlo sí o sí.
    Espero que todo pase pronto y de la mejor manera.

    "Persona" la vi hace tiempo y como dice Manderly, también prefiero otras de Bergman, me pareció una película extraña pero con mucha fuerza en la imagen.
    De Bela Tarr sólo intenté ver "El hombre del tren" y no la pude soportar más allá de un cuarto de hora en el que no pasó absolutamente nada.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Es que el señor Tarr tiene lo suyo... Yo respeto mucho a los profesionales de la sanidad, siempre he sido muy inútil en esas cosas :( La verdad es que tienen mérito.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Que jodienda los hospitales, y más como están ahora. Yo llevo una temporada larga parecida,y aunque lo llevo bien, me crispan los nervios la no solución del asunto y la desidia de muchos. Bueno que me caliento...

    Persona, hace tiempo que no la veo, pero la tengo siempre en el recuerdo.

    Bergman no es de mis directores preferidos. La fascinación que crearon sus películas, vistas ahora, algunas aburren hasta las ovejas.
    Pero otras, y para que nadie se enfade, me resultan soberbias. Mis preferidas son Fanny y Alexander, Saraband, Fresas Salvajes y esta que comentas, que posiblemente sea su mejor película.

    Un abrazo y que se soluciones las cosas lo antes posible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí de Bergman me fascinan algunas, me aburren otras. Coincidimos en "Fanny y Alexander", me parece un peliculón.

      Muchas gracias y un abrazo

      Eliminar
  7. En primer lugar mucho ánimo...los hospitales son lugares a los que hay que acudir inmunizados, hay tanto dolor y sufrimiento en las historias que se esconden en esas habitaciones...espero que vaya todo bien.
    En cuanto a Persona es todoa una curiosa experiencia que merece ser vista.
    Bsote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, por ahora he salido del hospital, las cosas van volviendo a la normalidad...

      Muchas gracias por los ánimos, un beso

      Eliminar
  8. Muchísimos ánimos, chica. A absolutamente nadie le gustan los hospitales (ni tan sólo a mí que he hecho prácticas en ellos, aunque por suerte sin salir demasiado del laboratorio), pero hay algunos que lo llevamos peor que otros. Yo soy también un poco como tú, así que te entiendo. Aún así, cualquier mínimo gesto de ayuda aunque te parezca insignificante es mucho, así que no te preocupes.

    En este fin de semana que se presenta frío y gris una película como esta seguro que entra de maravilla. Te confesaré que Bergman es una de mis asignaturas pendientes, pero nunca es tarde para ponerse, así que me apunto tu recomendación.

    Un abrazo muy fuerte!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, nunca es tarde para Bergman. Como mucho, puede ser demasiado temprano... sólo hay que pillarle el día ;)

      Un abrazo y muchas gracias por los ánimos

      Eliminar
  9. Que vaya todo muy bien.

    Espero que ningún aprensivo se desanime a ver "Persona" porque le gustará más o menos pero no lo va a pasar mal por eso. Yo la adoro tanto como detesto los hospitales.

    Como remake USA yo apuntaría a esa rareza de Robert Altman llamada "Tres mujeres", con Sissy Spacek y Shelley Duvall.

    ¡Hasta pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, no he visto "Tres mujeres", apuntada queda. Efectivamente, "Persona" no es desagradable, Bergman tendrá muchas cosas, pero ésa no ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  10. Yo también soy bastante aprensivo con el tema hospitales y por eso me costaba apreciar las primeras películas de Cronemberg (Rabia, Cromosoma-3...) con su propensión a mostrar llagas y monstruos de quirófano.
    Espero que tu pariente se reponga pronto y que todo acabe felizmente. No he visto "Persona" y me la apunto ahora que he revisado "El séptimo sello". Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que soy mucho de cerrar los ojos en ese tipo de escenas. No obstante, recuerdo que en "Hannibal" no pude reprimir unos gritos bastantes desagradables y me mandaron a callar en la sala de cine... Qué asco, madredelamorhermoso...

      Creo que "El séptimo sello" es mi favorita del sueco ;) Un abrazo.

      Eliminar
  11. Mara, lo primero ánimo. Yo, ya sabes que la aprensión la llevo por defecto y tengo el máster en cirugías, horas, minutos, segundos y etc. "Persona" es una magnífica película. Un Bergman notable, no soy muy del maestro, aunque me he visto unas diez o doce pelis del ínclito sueco por obligación. Es cosecha del 66 y se realizaron grandes films. En esta película me enamoré de Liv Ullman, como la gran mayoría del personal. La verdad, que tenemos una extensa cinematografía sobre la enfermedad y grandísimos films. Hay un blog extraordinario de un excelente médico y cinéfilo "Cine y médicina", que lo recomiendo con ahínco. De verdad, ánimo con ese "affaire". Pues la vida -tú que me lees-es muy corta, demasiado pasa rápido y como decía el gran Raimundo Amador... Toca armarse de coraje. Un abrazo y un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejej, seguro que tú te manejas estupendamente por esos lares, J.C. No te quedó otro remedio que doctorarte. Para los que aún somos principiantes se nos hace un mundo... A mí Bergman me gusta y me disgusta, depende de la peli y del momento. Me apunto ese blog, que suena genial.

      Muchas gracias, y un abrazo

      Eliminar
  12. Peliculón, dos mujeres una que habla mucho y otra que no dice nada....
    Aunque todo Bergman me apasiona, hace poco vi COMO EN UN ESPEJO y volvió a fascinarme, esa capacidad del sueco, por retratar el alma humana y sus rincones oscuros.

    Magnifico post querida Mara.

    ResponderEliminar
  13. Y por supuesto mis mejores deseos de un final feliz, te lo deseo de corazón.

    !!! änimo !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, guapa. A ver si recupero también el Facebook, que estoy out ;)

      Un besazo

      Eliminar
  14. Pues, mira Mara. Si estás pasando por hospitales, "pasa" de Bergman ahora, por todos los santos. Ponte una comedia e intenta evadirte un poco. Porque después de 'Persona', ya te veo poniéndote 'Gritos y susurros'...

    Salucines y suertines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjajaa. Me va la marcha, ¿verdad? Nada, nada, voy a bucear en la comedia clásica ;)

      Un abrazo y muchas gracias

      Eliminar
  15. Hola Mara,

    ues creo que del Sr. Bergman solo he visto la increible, mágica y poderosa "El séptimo sello".

    Sobre los Oscar, sigo sin entender como es que "Argo" esta nominada a Mejor Película. "Mi no entender", a mi me gusto mucho más Rompe Ralph, al menos no te dormias...

    He visto 4 de las 9 nominadas... pero por favor, "Argo" realmente es de las preferidas. ¡ Oh , my god. God save the queen !

    Gracias por traernos esta muestra, en contraposición, de una seguro buenisima cinta. Bergman, que grande.

    Un abrazo Mrs. Miniver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, Utla, que a mí me gusta "Argo". Con Mara has topado... jajja.

      Bueno, al menos en Bergman coincidimos, no?

      Un abrazo

      Eliminar
  16. Muchos ánimos Mara.
    Persona es mi película favorita, junto con quizás Los comulgantes y Fresas salvajes del maestro Bergman. En sus películas, la enfermedad es muy "comunista", ya que de alguna manera no se salva nadie.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que "afortunadamente" ricos y pobres coincidimos en eso y en que al fin y al cabo todo el mundo la espicha. Cést la vie. Creo que mis favoritas del maestro son "El séptimo sello", "El manantial de la doncella" y "Fanny y Alexander". Pero ésas son más para la salud, y "Persona" es mi película en la enfermedad...

      Un abrazo

      Eliminar
  17. Venir por aquí y que sea para discrepar puede parecer un poco feo,pero no me resisto. No se lo que dirán los cronómetros, pero te aseguro que por lo que a mi respecta esta película dura mucho más de 81 minutos. Es más, en ocasiones tengo la sensación de que aun no ha acabado.
    Mis mejores y sinceros deseos en lo que a la salud se refiere. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Discrepe usted cuanto quiera, V... ;)

      Jajaj, no me extraña, es que el tiempo es relativo. Vaya si lo es...

      Un abrazo

      Eliminar
  18. Coincido con Genovés en que Bergman precisa su espacio y su tiempo, y probablemente el tuyo se reconforte mejor con otro tipo de cine. Bergman esta siempre en mi agenda, pero lo suelo posponer por falta de fuerzas. Claro que cuando me armo de valor y veo algo suyo salgo reconfortado. Cosas de los genios como él.
    Espero que lo de los hospitales se resuelva satisfactoriamente. El año pasado casi acabé doctorado en hospitales así que te entiendo perfectamente. Y no queda otra que ayudar como se pueda y si no se sabe hay que aprender. Aqui estaremos para lo que te haga falta
    Por cierto, este año que has cumplido en el mundo de los blogs tambien lo celebramos quienes tge conocemos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sueco tiene sus días. Ingerirlo cuando no conviene puede dar lugar a empacho ;)

      La racha parece estar llegando a su fin, ya veo la luz al final del túnel :)

      Muchas gracias por todo, así da gusto cumplir años. Un abrazo!

      Eliminar
  19. La cosa es que no hace demasiado tiempo que la ví, y apenas recuerdo la historia, lo que no se me olvida que es una de las mejores pelis que he visto...lo que son las cosas. Saludos desde Indien12.

    ResponderEliminar