miércoles, 9 de enero de 2013

Sesión doble: The Master vs Zero Dark Thirty


Aprovechando los últimos coletazos de la temporada navideña me he tragado dos de las películas más destacadas de nuestra cartelera y he aquí mi impresión sobre ambas. Un chasco y un embeleso, tiene que haber de todo.

La primera es lo último de ese peculiar director llamado Paul Thomas Anderson. The Master ha contado con una gran expectación, puesto que desde aquellos Pozos de ambición del 2007 el director nos tenía a dos velas. Volvía, además, con un grande de la interpretación que ya le había dado en el pasado buenos resultados –Philip Seymour Hoffman, presente en Magnolia, Punch-Drunk love y Boogie Nights y con una historia espinosa: los inicios de la Cienciología, según decían. No les diré que tanto Philip como Joaquin Phoenix no lo bordan. El primero como singular líder religioso, el segundo como un corcovado con cierto aire a Popeye el Marino. Tampoco les negaré que la película tiene una banda sonora estupenda de Jonny Greenwood, componente de Radiohead, o que visualmente cuenta con una fotografía muy notoria. Porque todo eso lo tiene, de sobra. El problema está en que cuando la película comienza a desarrollarse el espectador comprueba que la trama no es la que le habían vendido y, lo que es peor, sospecha que pusieron eso en la sinopsis porque no tuvieron muy claro lo que escribir. Porque si el fin era mostrar los inicios de la controvertida organización religiosa, la pelí renquea; si venía a mostrarnos el panorama de posguerra usamericano, los personajes escogidos son demasiado particulares como para ser representativos de nada; y si, como última opción, la cosa iba de contar la vida de Freddie (el Popeye corcovado), qué quieren que les diga, que la vida de ese pobre diablo no debió dar nunca para una peli, y menos de 137 minutos. En mi humilde opinión, claro.




Pero la segunda peli vino a compensar el tedio de la primera y en esta entrada los aplausos son para Kathryn Bigelow y su Zero Dark Thirty, que se los han ganado. La búsqueda y captura de Osama Bin Laden por parte de Jessica Chastain (que desde que anuncia perfumes está que se sale) han dado como resultado un film digno de admiración. Por varias razones. La primera porque siempre he pensado que estas películas de tema político con numerosos nombres son un rompecabezas para un espectador que se encuentra a menudo con muchos huecos y pocas piezas. Los viajes de Chastain y los motes árabes no es que faciliten la labor, pero la verdad es que uno no se desorienta. Punto para la Bigelow. En segundo lugar, siendo una historia tan delicada como es, raro es que la cinta no se haya impregnado de exagerada sensiblería o incluso de cierto morbo. Y no tiene ninguna de esas dos cosas, apreciándose desde el comienzo del film la evasiva de la directora en ese aspecto, que rememora el 11-S de forma tan sólo sonora y con la pantalla en negro. Así, la película no es excesiva en ningún momento, ni siquiera cuando se hubiera podido permitir serlo (ciertos interrogatorios bastante obstinados, por ejemplo). Punto para la Bigelow. Y la tercera razón, porque seguramente en manos de otro director la trama –a ratos política y burocrática, a ratos violenta y bélica– habría dado lugar a efectos especiales sorprendentes y extraordinarios y a un ritmo trepidante poco natural. No es el caso. El pulso es constante pero pausado, y su acción poco activa, pero efectiva. Porque la sensación que llega al espectador es la de una historia sin adornos ni florituras que pudo realmente haber pasado o estar pasando. 157 minutos deliciosos. Y seguiría, pero como Anderson ya está noqueado y son las dos de la mañana, pues lo dejo. Cuando suene el despertador mañana voy a acordarme de Anderson y de Bigelow. Y de sus respectivas madres seguramente también.




29 comentarios:

  1. Ah, yo tenía esta sesión doble entre ceja y ceja desde hace meses pero al final la de la Bigelow no pudo ser, precisamente "la buena".

    A mi "The master" me fascina, pero entiendo perfectamente todas las pegas que se le pueden poner.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que he leído muchas críticas en ese sentido, como ves no estoy muy de acuerdo, pero tiene que haber de todo ;)

      A ver si en la de Bigelow coincidimos. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Pues yo vi el otro día esa sesión doble en el cine. Seguidas. Ahí es nada. Y estoy absolutamente de acuerdo con tu valoración. Creo que PAul ThomasAnderson, en su afán de modernidad, desestructura el guión en exceso y realiza una película de retazos, sin solución de continuidad, que funciona solo en lagún pasaje (pues como dices técnicamente es excelente) pero que se va deshinchando y mucho durante el metraje,
    La de Bigelow me sorprendió muy gratamente. Películón. Muy bie tratado, muy realista, sin juicios morales, con momentos de extrema tensión y con un plano final soberbio. Gran película.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Jejeje, telepatía cinéfila, David. A mí "Zero Dark Thirty" también me parece un peliculón. Cómo disfruté con Bigelow y mis palomitas. Entretenimiento de gama alta, sin duda alguna. He leído por ahí que "The Master" hay que verla un par de veces, pero siempre he pensado que si una peli hay que verla dos veces es que bien hecha no está. En fin...

      Un abrazo

      Eliminar
  3. La de la ex-Cameron no la he visto todavía.
    Acabo de ver "The Master" y me ha parecido soberbia. No me esperaba mucho, ya que Anderson no es un director que me apasione.
    En este caso me parece una gran película, personal y audaz, pero también cine clásico de muchos kilates.
    La relación entre los personajes interpretados por Joaquin Phoenix y Seymour Hoffman es una de las más intensas que he visto en el cine en muchos años.

    Últimamente llevo la contraria a "to quisqui", jajaja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Ea, ya está Noodles llevando la contraria ;P Bueno, coincides con Sergio, lo que nos da –por ahora– un empate técnico. A mí sí que me gusta Anderson, hasta ese "Punch-Drunk love" que muchos tachan como su peor trabajo. Con "The Master" me he llevado el chasco :(

      Yo es que aún no he captado la relación entre Phoenix y Hoffman. A lo mejor es la sobredosis de polvorones, que me ha dejado tocada, jajaja.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Pues no he visto ninguna de las dos. Pero precisamente el otro día mi madre me pidió que leyera la cartelera (ella no maneja internet). Creo que la recomendé "The Master" porque el argumento parecía más interesante. Mientras que "Zero Dark Thirty" siendo de guerra pensé que no le iba a gustar. Vaya tino que tengo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, he llegado tarde, aunque lo mismo a ella le gustó... estas cosas nunca se saben. Ya me contarás.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. ¿Películas de temas políticos con muchos nombres?, espera a ver Lincoln.., que vas a flipar.
    Tomo nota de tus opiniones. La de la Bigelow la voy a ver en gran pantalla, fijo. La de Anderson...pfff... no sé, no sé, soy muy fan de Pozos de Ambición pero muy poco fan de Magnolia. Creo que me lo tengo que pensar. El tema, a priori, tampoco me interesa mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Tengo muchíiiiisimas ganas de ver Lincoln, pero si me dices eso veo que me voy a liar. Me llevaré una libretilla o algo a ver si así no me pierdo demasiado, jajaja. Para los nombres soy un desastre y para las caras casi que también...

      Pozos de ambición es un peliculón. A ver si le sale otro así la próxoma vez.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Siempre me ha cautivado Bigelow desde que vi "Los viajeros de la noche" una de vampiros serie B pero rodada con mucha personalidad. "Zero..." me gustó mucho aunque sigo pensando que "En tierra hostil" es su mejor película. Anderson -aún no he visto "The Master"- me parece sobrevalorado, "Magnolia" se me atragantó bastante.
    Y una película de temas políticos con muchos nombres podría ser "Todos los hombres del presidente". Se pasan la mayor parte del tiempo nombrando peces gordos de entonces que aquí ni nos suenan. Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me tengo que poner a recuperar la obra de Bigelow, puesto que la descubrí con "En tierra hostil". "La noche más oscura" creo me ha gustado más, pero son las dos magníficas.

      "Todos los hombres del presidente" he tenido que vérmela unas cuantas veces para entenderla medianamente bien... sí, muy representativa del género "lioso".

      Un saludo

      Eliminar
  7. Un menú doble muy apetitoso, Mara. Vamos te has puesto las botas. He visto "Zero Dark Thirty" y me ha encantado. Un film entre el trhiller político lleno de paranoia en busca del malvado del S.XXI con el suflé del género bélico. Estética "Black Hawk Derribado" y unos actores en estado de gracia. No he visto "The Master", pero viendo el equipo técnico, creo que estará a la altura de "Pozos de ambición". Luego, seguro que me engancha... Espero. No obstante, los 61 de K. Bigelow y sus 182 centímetros son espectaculares, que cunda el ejemplo. Te recomiendo su pequeña obra de culto "Acero Azul" (1989), una exquisitez. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. La verdad es que con "The Master" no se puede decir mucho, hay gente a la que le fascina –algunos andan por aquí–, a otros les resulta bastante soporífera. Como vas con buena predisposición lo mismo estás entre los primeros ;)

      Me apunto ese "Acero azul". Besos.

      Eliminar
  8. Y yo que iba a ver mañana "The Master"... Con lo contenta que estaba de ver a mi Joaquin en pantalla grande, je. Bueno, espero que no me decepcione. Ya veremos.

    Saludos, abrazos y felicitaciones de Año Nuevo, señora Miniver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, si la cuestión es ver a Joaquin lo mismo la peli te sirve, jajajja. Aunque no es que salga muy favorecido con esa boca torcida, la chepa y para rematar un coeficiente intelectual que se adivina cortito, cortito. Pero vamos, que ya me contarás, Belane.

      Feliciades igualmente. Un beso, guapa.

      Eliminar
    2. Jeje. Al final me ha salido un compromiso y no puedo ir este finde, pero iré al próximo sin falta. El tema promete (o prometía, que ya veo que hay de todo). Y por Joaquin, lo que haga falta, que yo soy de las de "para lo bueno y para lo malo", jeje.

      Ya veremos qué tal...

      Besos

      Eliminar
  9. Hola MAra,

    Pues curiosamente un compañero de trabajo me ha hablado "muy bien" de las dos sin excepción.

    He leido un poco en diagonal ya que no queria enterarme mucho de la trama (aunque por otro lado no podia dejar de leer tus opiniones), y aun así, entre ciencilogogia y la ultima noche de Osama no se si el guión me convence.

    No obstante, creo que intentaré verlas, si dispongo de tiempo.

    Un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las historias cotidianas no son, para qué negarlo. Pero como la realidad está como está, casi que mejor así.

      Es lo que pasa con tanta opinión suelta por ahí, vas a tener que salir de dudas tú solito ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  10. No he visto ninguna todavía, pero hoy seguro veo en la noche la de Bigelow y the master para el cine. A mi me gusta PT Anderson, pozos de ambición me parece una buena película, quizá un poco exagerada (el final me parece malo eso sí), creo que si hubiera sido más realista y le hubiera dado otro matiz a esa exageración, como en general lo es (realista) hubiera sido mucho más grande, y queda en una buena película. Eso sí a mi me encanta Daniel Day Lewis, creo que es uno de los cinco grandes actores de la actualidad sino el mejor. Y de Bigelow también me encantó the hurt locker, para mí una obra maestra, así pequeña, apolítica en medio de lo más político, una audacia enorme. Me gustan ambos directores, y seguramente el que puede decepcionar es Anderson ya que es más atrevido, sin embargo Bigelow a vuelto a acometer sobre un tema delicado en su país y eso también es riesgo, pues me parecen ya de arranque muy interesantes, esperemos nomás que el resultado sea más admiración. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que Daniel es el que más posibilidades tiene este año en los óscars de llevarse algo. Un actor magnífico, sin duda. Bigelow está últimamente muy belicosa, pero como las pelis le salen como le salen, pues se lo perdonamos ;)

      Un beso

      Eliminar
  11. Pues mira, Mara, la peli del Master del universo ése a mí no me atrae, con franqueza. Paul Thomas Anderson lo considero sobrevalorado, así como su "Magnolia", que no huele bien, pues me parece un film muy tramposo.

    Y "La noche más oscura"... Ah, querida mía, tendrás que esperar a mañana lunes, cuando publicaré mi nueva entrada en Cinema Genovés justamente sobre ese título. Ya verás, ya...

    Salucines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, ya me he leído la entrada y he dejado el correspondiente comentario ;) Buena y sentida reseña, Fernando.

      Un saludo.

      Eliminar
  12. "La hora más oscura" me ha gustado mucho, y en breve hablaré sobre ella. Como bien dices está más que bien. La de Anderson no creo que la vea. Este tio no es para mí. He visto todas sus películas y todas me parecen bastante pretenciosas y aburridas, aunque presenten ideas interesantes...
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces tampoco creo que te guste The Master... Esperaremos tu reseña sobre la de Bigelow ;)

      Un saludo

      Eliminar
  13. Ya he visto buenas críticas de estas pelis, aunque con gran producción normalmente la crítica suele ser buena por todo lo que ello conlleva y a menudo no es bueno fiarse...en esta ocasión habrá que verlas y opinar...a priori las dos tienen muy buena pinta...muchas gracias y feliz año.

    ResponderEliminar
  14. Gran película 'The Master', la mejor del año, cine y conocimiento, sobre la naturaleza de la locura, la amistad, de la relación maestro y discípulo, sobre la vida misma. Interpretaciones geniales... y un barco que se dirige a China. a solas, para uno mismo. Un saludo!!!

    ResponderEliminar