sábado, 8 de diciembre de 2012

No hay nada más triste que lo tuyo


Como colofón a la entrada anterior –esa que iba de ser agradecido, no ir de tiquismiquis y de contentarse con cualquier tipo de curro, basura o no– he pensado yo añadir una canción cuya letra viene al caso y es bastante repetida en mi círculo de amigas. De hecho, no es raro que se la soltemos a la miembra (suena fatal, pero Aído lo decía y la ha fichado la ONU, ¿no?) que en un determinado momento se queja en exceso. Porque el No hay nada más triste que lo tuyo es todo un himno del no quejarse. Aquí, la letra y la canción, por si se animan a entonarla. Y perdonen la frikada de hoy, pero entre el puente y el inicio de las celebraciones navideñas creo que tengo encima exceso de fiesta.

No me digas que no hay nada más triste que lo tuyo,
hay miles de cosas en el mundo que son mucho peor.

No me digas que no hay nada más triste,
una tienda de animales es mucho más triste,
con los perros en sus jaulas dando vueltas
y los gatos dando vueltas en sus jaulas.
No hay nada más triste que una tienda de animales,
no hay nada más triste.

No me digas que no hay nada más triste que lo tuyo,
hay miles de cosas en el mundo que son mucho peor.

No me digas que no hay nada más triste,
un turno de noche es mucho más triste,
en la cadena de montaje esperando la sirena
con lo peor de Rubí contando sus miserias.
No hay nada más triste que un turno de noche,
no hay nada más triste.

No me digas que no hay nada más triste que lo tuyo,
hay miles de cosas en el mundo que son mucho peor.

No me digas que no hay nada más triste,
los caballitos pony, eso es mucho más triste.
los caballitos pony, en su importante feria,
los caballitos pony, los caballitos pony, los caballitos pony...
No hay nada más triste que los caballitos pony,
no hay nada más triste...


Puede que la letra les resulte algo extravagante, pero no lo son menos sus autores, un peculiar dúo barcelonés llamado Hidrogenesse, que la interpreta en sus conciertos tal que así:


Pero si a ustedes lo estrambótico no les va, no se preocupen, que esta canción puede ser bastante seria. El ejemplo, abajo. Ya no tienen excusa para no consolarse con el No hay nada más triste que lo tuyo.




12 comentarios:

  1. Es una canción curiosa, por lo general siempre hay alguien que tiene problemas más graves que los que le afligen a uno. Pero a nosotros lo que nos importa es lo que nos afecta y eso no suele ser gran consuelo, aunque relativizar siempre ayuda.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Pues sí, supongo que es como lo de ver el vaso medio vacío o medio lleno... Los ponis vienen muy bien para relativizar, pobres.

      Un saludo

      Eliminar
  2. Creo que esta canción se la voy a recitar a un amigo mío que en mi circulo se ha ganado con justícia el apodo de "El letanías".
    Me encanta Hidrogenesse y su marciano sentido del humor. Yo los voy siguiendo desde que escuche su muy recomendable "Yo soy PC tú eres MAC". Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, a mí también me gustan. Les he visto un par de veces en concierto, son muy divertidos. Vienen mucho a una sala de Sevilla llamada Obbio. Fíjate que hasta tengo una foto con ellos y todo...
      Perfecta para "El Letanías", sí ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Jeje todos conocemos a alguien que es así, que parece que sus tragedias no tienen parangón. Incluso nosotros en algunos momentos pecamos de no relativizar y creemos que el mundo se acaba por cosas que en realidad son minucias. En el momento del calentón es normal pensar así pero por suerte al enfriarnos nos calmamos y nos lo tomamos como lo que es. Pero sí, cuando alguien se instala inamoviblemente en la quejadumbre constante es cansino. Y la letra de esta canción no lo puede expresar mejor.

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Sí, cuando nos agobiamos tendemos a engrandecer los problemas y agobiarnos más... Una canción como esta y vuelta a la normalidad, jajja

      Otro abrazo!

      Eliminar
  4. Tu "frikada" y lo de "miembra" me han sacado la sonrisa en unos días bastante pesaditos mara mí...

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Myra, pues ánimo, eh? Que no tenga que mandarte por correo la foto del poni... ;)

      Un beso!

      Eliminar
  5. Joer, me recuerdan a una mezcla de "Glutamato Ye-Ye" y "Un pingüino en mi ascensor".
    Verdaderamente como dicen ahí arriba unos "marcianos" de mucho cuidado. Siempre es bueno un poco de humor, en la música y en la vida en general. Porque si no...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, sí, las fuentes bien podrían ser ésas. Y con una pizca de Almodóvar y McNamara. Son peculiares, el del teclado va en tacones de aguja y el otro se disfraza de lo que pilla... El público en los conciertos también se deja el sentido del ridículo en casa. Se sale de allí como nuevo ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  6. jaa! Es una de mis canciones de cabecera junto al "Disfraz de tigre". A veces, algo de surrealismo, no viene nada mal.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, qué buenos ratos he pasado yo bailando el "Disfraz de tigre". Soy un vocodeeeeerrr....

      Un saludo

      Eliminar