miércoles, 28 de noviembre de 2012

Golpe sin efecto



Llevo unos días desconectada de Blogger y todo se ha debido a un obligado y repentino viaje a Madrid que he tenido que hacer recientemente. La ciudad ya la conocía, pero de todas mis estancias en la capital esta ha sido con diferencia la más rara. Primero, por apresurada. Segundo, porque esta vez ni me pateé el centro ni me empapé de museos. Una pena por Gauguin, otra vez será. Esta vez disponía de menos tiempo libre y el que tuve lo improvisé como pude.Y aunque el saldo de este periplo ha sido positivo (siempre viene bien pasar unos días fuera y visitar a esos amigos que por cuestiones laborales viven por esas tierras), he vuelto a casa tras vivir dos grandes chascos. El primero relativo al balompié, pues tuve la genial idea de acercarme al Vicente Calderón a ver ese encuentro Atlético de Madrid-Sevilla F.C. con una entrada que adquirí de forma también improvisada en un cajero automático. Digamos que la localización no era la más idónea y arriesgué mi vida tontamente el domingo por la tarde. Para colmo, junto a improperios varios (nunca entenderé la afición al insulto gratuito de muchos futboleros), tuve que encajar los cuatro –muy merecidos– goles que nos cayeron. Ya ven, un planazo.

El segundo chasco fue cinematográfico, y es que en esta ocasión yo me alojaba fuera del bullicio, al ladito de un multicines llamado Kinépolis donde al parecer se encuentra la sala de cine más grande de Europa. No tuve más remedio que acercarme y comprobarlo. No compré la entrada para la sala con más localidades (más de 1000) porque esas historias crepusculares de vampiros no me llaman nada la atención, pero me animé con Golpe de efecto, una película que protagoniza Clint Eastwood y que se proyectaba en una sala con capacidad para la nada desdeñable cifra de setecientasypico personas. La estancia era impresionante y la calidad de la imagen magnífica, cosa que me alegró muchísimo porque una siempre espera amortizar esos –en este caso diez– pavos que cuesta la entrada. En lo que no acerté fue en la peli, y es que Golpe de efecto me decepcionó enormemente. A lo mejor el problema es que el film resulta, en principio, muy atractivo. La historia de un viejo ojeador de beísbol que está perdiendo la vista y tiene que aceptar la ayuda de su despegada hija no pinta mal. Si, además, la protagoniza ese veteranísimo actor y director americano, parece que la elección es una apuesta segura. Pero Clint nos tiene malacostumbrados a aparecer últimamente al compás de su propia batuta, y en este caso es Robert Lorenz el que dirige el conjunto. Lorentz ha colaborado con Eastwood en algunas ocasiones, ya sea como productor ejecutivo o como director asistente, con lo que se espera que se le haya pegado algo del maestro. El reparto también anima. Amy Adams ya demostró lo bien que lo podía llegar a hacer en La duda, Justin Timberlake sale de nuevo muy mono y parece no querer volver al micrófono, y John Goodman no para de afianzar su extensa carrera con títulos como The Artist o Argo. Luego, si los actores malos no son, la historia a priori resulta curiosa y medios no faltan, la causa del descalabro puede ser un tal Randy Brown, el guionista. Y si alguien me dice que el tal Randy –al que desconozco– no es en realidad tan malo, ya sólo me queda achacar el despropósito a lo que yo llamo el misterio de la tortilla, o cómo una persona con una buena sartén, unas buenas patatas y unos buenos huevos puede no ser capaz de hacer una tortilla medianamente decente. Una tortilla seca y sosa. Una predecible y tonta película del montón. Un chasco, lo que yo les diga.




32 comentarios:

  1. Lo cierto es que no me llama nada esta película y por lo que comentas creo que la dejaré pasar. Me gusta más el Eastwood director que el Eastwood actor.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Sí, últimamente lo hace mejor detrás de la cámara, aunque a mí tampoco me gustó "J. Edgar". En fin, como sigue tan activo a sus 82 años supongo que nos sorprenderá de nuevo dentro de no mucho tiempo.

      Un saludo

      Eliminar
  2. Buenísima tu entrada, Mara. Eres una artista contando las cosas del día a día. Justo ayer escuché hablar sobre esta peli en una emisora de radio y decían más o menos lo que tu acanas de decir pero sin tanta gracia como tú le pones. El ejemplo de la tortilla es genial...

    Un beso, siempre sonriendo mientras te leo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Myra. Al menos que la peli sirva para echarnos unas risas, no?

      Un beso

      Eliminar
  3. Así en principio el argumento no me parece sugestivo. Aunque claro un argumento normalito con una buena ejecución puede dar una buena película. Veo que no es el caso. Espero que tengas mejor suerte en tu próxima visita a Madrid.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Pues a mí el argumento sí que me parecía atractivo, pero mira, ni por esas. Madrid, la pobre, no tuvo culpa de mis chascos. Bueno, el Atlético de Madrid un poco... ;)

      Un saludo

      Eliminar
  4. Es muy flojita, una lástima. Solo se salva el gran Eastwood, pero lo demás prescindible totalmente.
    Ni incluso el beisbol, ese deporte que prácticamente todos desconocemos pero que en las películas nos parece apasionante.

    Ay Mara, "er furbol" da muchas penas! Por lo menos tenéis a Michel, un tío "cojonúo" y de buen ver.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Cuando era pequeña apareció un bate de béisbol en el descampado de mi barrio. No sé cómo fue a parar allí, pero durante un tiempo nos dio por jugar a eso. Bueno, a algo parecido, porque las reglas nos las inventábamos sobre la marcha. Me gustaría asistir a algún partido, con su musiquilla y su mascota. Me estoy acordando ahora mismo del capítulo de los Simpsons "Homer, el bailón". Qué bueno.

      Míchel tiene muy buena planta, pero el domingo le dijeron de todo menos bonito... menos mal que ayer nos fue mejor.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Pues sí solo se salva Eastwood y a mí hace años que el señor ya me cansa, casi que ni lo pruebo. Vaya desastres de plan, ¿no? Con loa años que hace que el At. Madrid no da pie con bola (nunca mejor dicho) ya tuviste mala suerte de aterrizar por allí este año. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, a lo mejor les doy suerte... No estuve muy afinada esta vez con las elecciones, no. Espero desquitarme la próxima vez.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. No tengo ningún interés en ver esta nueva peli de Tito Clint. El tráiler me echó para atrás. Lo que tenías que haber hecho es ir a comerte una torilla de patatas al Sagartoki, la tortilla campeona de España, la de Senén González (también disponible en el Mercado de San Miguel). Y luego echarte un cocido en el Mesón de la Daniela (C/Cuchilleros). Madrid es una ciudad para comer hasta reventar. Y que le den al jurgol y al cine.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Tiene usted toda la razón, Sr. Lombreeze. No sé por qué no me dejé de tonterías y me tiré al turismo gastronómico. Lo peor es que comí cuando pude y como pude y apenas pasé de la típica franquicia que ya tengo en casa...

      Me apunto los sitios que dices para la próxima vez, no los conozco.

      Un saludo

      Eliminar
  7. Yo de niño he jugado mucho béisbol, en arenales, artesanalmente, me encanta, es un gran deporte. Y siempre que lo veo me viene recuerdos, como en moneyball. De la que mencionas, la estrenan mañana, y confieso, aquí con temor ante el disgusto que me gusta Eastwood, gran torino me parece una pequeña obra maestra por ejemplo, por lo que verlo me genera complicidad, y espero que no sea tan mala, aunque no me gusta mucho Timberlake por más que el chico se esfuerza, quizá en el futuro. Sobre fútbol me ha gustado jugarlo pero verlo no, salvo el mundial en que si lo sigo, después nosotros solo sufrimos, por eso nada con él y menos internamente que son malos, además de que es muy acaparador y no da espacio a otros deportes. Bueno, una mala semana, pero como se dice, tras la tragedia la alegría, y así viceversa. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. A mí también me gustó mucho Gran Torino, Mario. Es una peli estupenda, pero no esperes un Gran Torino aquí :(

      En fin, a ver si remontamos. Hay temporadas mejores y peores. Ley de vida.

      Un beso

      Eliminar
  8. ¿Pero Eastwood no iba a dejar eso de ponerse delante de las cámaras?:-). A mi en principio no me llama mucho la atención, pero la veré por supuesto, pero bien advertido.

    Saludos
    Roy

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Pues ahí sigue, Roy. Eso sí, la calidad de la imagen dejaba claro que el señor Eastwood está ya como una pasa. 82 años, normal.

      A ver qué te parece a ti, nunca se sabe...

      Un saludo

      Eliminar
  9. O sea, Mara, otro estreno que me perderé...

    Salucines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que yo no te la recomendaría, Fernando. Mejor sigues con tus clásicos...

      Un saludo

      Eliminar
  10. Pereza total después de leer tu entrada, Mara. Para mí, Clint como director, unas veces sí y otras no, pero como actor lo tengo un poco agotado, yo confieso.

    Aquí también han abierto una mega sala con mega pantalla e, imagino, mega precio. Estoy esperando a que programen algo minimamente interesante para probarla pero, visto lo visto, me temo que todavía voy a tener que esperar (quizás eternamente).

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues él es lo mejor de esta peli. Le va el papel de gruñón que interpreta, aunque no sea suficiente para salvar la película.

      La verdad es que esa sala era estupenda. Pensé que no habría tanta diferencia, pero sí que la hay. Pena que me pille lejos...

      Un saludo

      Eliminar
  11. Vaya, precisamente me preguntaba ayer si serías del Sevilla o del Betis.
    Yo también salí algo chasqueado con la última película de Eastwood. Ya me olía que se trataba de un producto alimenticio pero esperaba más. Me pareció una película muy plana que sin Eastwood se vería como un telefilm de sobremesa. Tendría que haber pasado directamente a los video clubs. Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rojiblanca, nervionense, palangana... como prefieras ;)

      Yo pensaba que sería una película sencilla pero entretenida, con eso me hubiera conformado. Sin ese reparto pasaría completamente desapercibida. A lo mejor para acompañar la siesta, como tú dices.

      Un saludo

      Eliminar
  12. Mara, cuanto me alegro que hayas disfrutado de esa gran ciudad, que es Madrid. Siempre he dicho, que es el sitio ideal de España para pasar inadvertido. En otoño, un lujo. Los veranos en Ibiza y el invierno en la soleada Valencia…Ah, Temporibus illis…Todo pasa, menos el genio D. Clint, iré a verla. De Mr. Eastwood me gustan hasta los andares y su facilidad para sacar de quicio a los que dicen admíralos y los que le detestan. ¿Cuántos años tiene? Yo no llegaré a sus años. Seguro. Y como está. Es un Vega Sicilia en estado puro: me encanta. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Ibiza y Valencia aún no las conozco, a ver si pueden caer pronto. Clint, a mí me gusta, pero no siempre. 82 tacos. Arrugado, tela, pero muy lúcido. Ya está trabajando en la próxima. No para el tío...

      Un beso

      Eliminar
  13. Lo primero felicidades por pasearte por mi tierra, ni que decir tiene que es de lo mejorcito de España, el tema futbol ya es otra cosa querida Mara, además yo como nuestro amigo Juan, soy atlética me viene de ADN, pero vivo con un culé o sea que imaginate qué escandalo...
    Por otro lado no he visto la peli de Clint y me fio de tí, vamos que con el poquito tiempo del que disponemos másvale guardarlo para otras pelis o incluso series...
    Totalmente de acuerdo contigo el bueno de Clint es un Vega Sicilia que me bebía yo la botella solita, vamos que aquí no comparto....


    Besotes querida Mara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas rivalidades hogareñas le dan mucha gracia al asunto, Susan. Si tanto te gusta Clint dale su oportunidad, una de esas tardes tontas, ya sabes ;)

      Un beso, guapa

      Eliminar
  14. Pues al igual que mis colegas, creo que pasaré. Ya he visto historias así, creo yo... :/

    Un abrazo Sra Miniver ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que a mí la historia me sorprendió más bien poco...

      En fin, esperemos que Clint vuelva pronto, y esta vez más fino.

      Un abrazo!

      Eliminar
  15. Hola Mara,

    ¿ Una sala con aforo de 1000 personas ? Dios, excesivo, lo que me sorprende es que en la otra sala quee se metio fuera para 700? Aun así me sigue pareciendo mucho, y lo que me sorprende gratamente es que la película se viera bien.

    ¿ Futbolera ? No me la hacia de esa clase de "malas" personas.. ja ja ja

    Pues las películas del Sr. Eastwood me estan gustando casi todas (las que hizo como actor por supuesto) y las que hace como director... el pequeño detalle que salga el "Timberlaque" ese no me hace mucha gracia, y si encima le sumamos su mala crítica, Sra. Miniver, creo que va a quedar relegada a un segundo plano su visionado.

    Espero que la vuelta a su tierra fuera bien.
    Un placer visitar su blog, como siempre.
    Un abrazo Mara, nos blogueamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se veía muy, muy bien. Un gustazo. Timberlake tiene su cosa, aún no ha hecho mucho y creo que cuenta con la desventaja de tener cara de crío, pero parece un tipo listo. Aunque con películas como esta no va a consagrarse, eso está claro.

      El fútbol no está tan mal, hombre. Llevándolo con moderación –como todo en esta vida– no es grave ;)

      La vuelta mucho mejor que la precipitada ida, gracias. Con una agradable parada en Trujillo. La de tesoros que se encuentra una por la carretera...

      Un abrazo

      Eliminar
  16. Mara,

    Una pena no empaparte de Madrid como en otras ocasiones. Por la peli, thanks, porque no la veré.

    Saludos, Ann@

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Bueno, me resarciré, estoy segura ;)

      Esperemos que Clint vuelva pronto con un trabajo mejor.

      Un saludo, Ann@

      Eliminar