miércoles, 10 de octubre de 2012

El día de la banderita


Con el lema "Ahora + que nunca" la Cruz Roja pretende hoy, el llamado Día de la Banderita, recaudar fondos para ayudar a aquellos que se encuentran en situación de extrema vulnerabilidad. Los voluntarios están ya con sus huchas en la calle y con éstas se espera poder ayudar a unas 300.000 personas especialmente afectadas por esta crisis socioeconómica que nos alumbra. Pero yo hoy no quiero hablar de crisis, que ya lo hago demasiado a menudo. Si me ha dado por hacer un post referente a esta jornada, es porque para mí la Cruz Roja siempre ha sido muy cinematográfica y me recuerda irremediablemente a mi abuela, que hace tiempo pasó a mejor vida. 

Mi abuela tenía varios amores en la gran pantalla que creo recordar iban en este orden: Gary Cooper, Gregory Peck, Cary Grant y Charlton Heston. Con todos ellos se quedaba pegada al sofá y si la historia era además de suspense –sus favoritas– no pestañeaba y le hablaba a la tele como si se viera en la obligación de advertir de los evidentes peligros al protagonista. Ninguno de estos galanes, sin embargo, lograba ponerla tan contenta como Tony Leblanc. A saber por qué. A lo mejor porque en el fondo pensaba que era con él con el único que llegado el caso se podría entender. La cuestión es que el señor Leblanc era un habitual de nuestro salón y cuando él aparecía mi abuela –acostumbrada en todo lo demás a ceder– no soltaba el mando de la tele.Y entre todas las películas del gran Tony (Historias de la radio, El día de los enamorados, Los tramposos, El astronauta...) yo recuerdo especialmente esas que tienen que ver con el día de hoy:  Las chicas de la Cruz Roja (1958) y Tres de la Cruz Roja (1961). La primera dirigida por Rafael J. Salvia y la segunda por Fernando Palacios (muy conocido éste por la navideña La gran familia y su secuela La familia y uno más). Ambas muestran un Madrid castizo, comparten repartos plagados de caras conocidas –siendo Tony una de ellas– y reflejan una España inocentona que poco a poco dejaba atrás la autarquía y empezaba tímidamente a abrirse al resto del mundo. ¿El tema? Con sus diferencias tenían en común el protagonismo de la prestigiosa institución humanitaria y lo recurrente por aquéllos años: situaciones cómicas, hombres pícaros pero de buen corazón y chicas locas por casarse.










¡Ah! Y canciones pegadizas. De eso también había. La de veces que he tarareado yo esta canción...






24 comentarios:

  1. Qué tiempos aquellos! Me acuerdo de La gran familia, una peli que me había gustado, pero eso era cuando era un niño; creo que ahora me parecería rancia a más no poder, aunque saliese esa nostalgia que no sé muy bien si agrada o no… creo que hay una simbiosis en esto de la nostalgia (tristeza, y bonitos recuerdos. El resultado es contradictorio y te deja un poco pallá).
    Tu abuela tenía buen gusto :-D
    Un abrazo, Mara.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. A mí me gusta "La gran familia", la veo muy propia de fechas navideñas. Está claro que hay cosas que chocan (como esos 15 niños y el premio de natalidad...), pero es fruto de su tiempo. Muchas películas están unidas a las personas con las que las vimos así que ponerse nostálgico es inevitable.

      La verdad es que vi muchísimas películas con ella. No siempre tenía buen gusto, jajaja, pero yo no se lo tenía en cuenta ;)

      Un abrazo, Javier

      Eliminar
  2. Qué grande tu abuela...Pues que sepas que tenía los mismos gustos que yo..
    Una entrada entrañable, nostálgica, divertida...con ese humor tan tuyo.
    Yo también he tarareado muchas veces esta canción.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. En galanes la verdad es que no había mucho que objetar, verdad?
      Esas canciones de las películas sesenteras eran de lo más pegadizas, después no había forma de librarse de ellas... mira "La chica ye-ye" donde ha llegado.

      Un beso Myra, qué bueno tenerte siempre por aquí.

      Posdata: He visto que alguien en tu post ha puesto el enlace a "El sabor de las cerezas", así que la tengo ya ahí localizada :)

      Eliminar
  3. Una Entrada llena de Nostalgia y Recuerdos...Entrañable.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Gracias, Pedro. Me alegro de que te haya gustado. Cuando se escribe sobre cosas personales nunca se sabe si te van a entender o si va a interesar lo más mínimo...

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Tu abuela no era la única que tenia a esos tres grandes actores como sus preferidos....

    La verdad es que si nos paramos a pensar, esas películas no eran gran cosa, muy autodirigidas, parcialistas, guiones simples y personaes aun mucho más... per sin embargo me entra una gran nostalgia cuando alguien habla de ellas, fueron las películas de mi niñez, y solo por eso les tendré un gran cariño siempre.

    Una entrada muy enternecedora.

    Un abrazo Mara.
    SBP

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Sí, aunque fueran películas predecibles y simples están llenas de recuerdos. Además, muchas de ellas eran muy entretenidas y entretener no es tan fácil, sólo hay que ir al cine para verlo.

      ¿Nos estamos haciendo mayores, no? jajja

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Si... nos hacemos mayores. ;-O

      Y suerte que nos podamos hacer mayores, y más y más y más... ;->

      Un abrazo Mara.
      SBP

      Eliminar
  5. *_*¡¡me encantan esas películas! yo soy amante de los clásicos (si también de Gary Cooper en primerísimo orden) pero el cine español, realmente me emociona, las películas de Paco Martinez soria, Alfredo Landa, Tony Leblanc, Concha Velasco, Gracita Morales, etc...van a excasos milímetros de Gary.
    Sí lo reconozco, 'cine de barrio' estaba en mis favoritos de la tele, mi must-watch, aunque no Jose Manuel Parada,que conste...jajajja

    ¡Que entrada más bonita!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Jajaja, vas a tener que dedicarles un rincón en tu blog vintage!!! Tus lectoras extranjeras pueden quedarse a cuadros!!

      Cine de barrio puso muchas de estas películas, aunque tambien puso otras horribles. Creo que la idea era buena pero al final sólo salían folklóricas... y no precisamente en sus mejores trabajos. José Manuel Prada... dónde andará??

      Un beso, Lorena, me alegro de que te haya gustado.

      Eliminar
  6. Has mencionado películas que me interesan, ya pondré alguna, creo que esas películas hablan claramente de la identidad, del pasado como has hecho notar con tu abuela, y eso aun en no ser de una calidad superior, son indispensables, hay que verlas. Traté de hacer algún símil en mi memoria y lo que rescaté de los abuelos en cuanto a imágenes en movimiento ha sido una ópera de Pavarotti y Placido Domingo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. "Tres de la Cruz Roja" está en You Tube, así que te dejo el enlace por si te animas.

      http://www.youtube.com/watch?v=Jkb1ThB1KGo

      La verdad es que tengo curiosidad por saber qué le parece a alguien que no es de aquí y tantos años después. Como verás, para nosotros no son películas que pongamos en ningún listado de favoritas, pero nos traen muchos recuerdos. Creo que además estaban protagonizadas por una serie de actores que eran muy cercanos y queridos por el público.
      A su manera, formaban parte de la familia.

      Besos, Mario

      Eliminar
  7. No tenía mal gusto tu abuela, no.

    Respecto a las películas de Tony Leblanc, a mi me gustan. Estas que citas me hacen pasar un rato muy bueno. "Los tramposos" es una excelente comedia. Que si estuviera interpretada por Dean Martin y Jerry Lewis, estaría ensalzada hasta la cumbre. Pero Leblanc, Ozores y toda la banda no han sido reconocidos como lo que son, grandes comicos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Sí, entre aquellas películas se puede encontrar uno maravillas. ¿Qué me dices de "Atraco a las tres"? Aunque algunos de esos actores han seguido trabajando, otros cayeron en el más absoluto olvido, como la pobre Gracita. Una pena.

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Que buena, la de veces que la hemos visto.
      Tenemos una generación de grandes cómicos que lamentablemente, por la situacion de la época no trascendieron a donde tendrían que haber llegado.
      Y Jose Luis Ozores, otro grande!

      Eliminar
  8. Esto me retrotrae a los bocadillos de pan con chocolate. Como decís vosotras !Ainsss!.

    Saludos
    Roy

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Ahí me has dao, Roy. El Bollycao no procesado. Aún me doy el capricho de vez en cuando...

      Un saludo

      Eliminar
  9. En cuanto al cine español se refiere, y a mi parecer, cualquier tiempo pasado no fue peor...

    Salucines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, sí, sí, la verdad es bien podría mirarse así...

      Un saludo

      Eliminar
  10. Amiga, Mara. Lo mejor de aquel cine, posiblemente, sea el esfuerzo y el ingenio de actores irrepetibles. Al respecto de la cruz roja. Yo terminé con ella, aquel día de la década divertida y llena taquicardica modernidad. Cuando la España de la Expo se quedó con la pasta de la huchas. Corrieron crónicas —con el telón de fondo de este film— y chorros de tinta en la prensa del corpiño; la odiada por el antiguo clan de la pana “Made in Adolfo Domínguez”. Aquella Gracita Morales versus Carmen Mestre; nunca había roto un plato, pero desaparecieron 50 milloncejos de euros de curso legal. La pasta, ¿dónde está? Pregunten a Santa Rita y su tabique nasal. A día de hoy cuando veo la cuestación. Corro, tengo miedo de los ojos de la gente como Coppini. Besos Noir

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Mira por donde hasta tu comentario no había pensado en ese pabellón de la Cruz Roja de la Expo. Estaba bastante bien, didáctico y con un vídeo de esos que deja a la gente "catacroc". Intentaron adjudicarle varios usos tras la exposición, aunque finalmente creo que se cayó a trozos. Toda la lucidez que se mostró en levantar el chiringuito faltó a la hora de desmantelarlo. Se ve que gastar dinero es mucho más fácil que rentabilizarlo.

      España... pues qué quieres que te diga... que puede que el fútbol sea el deporte nacional, pero nos pegan mucho más las carreras de relevos. El "toma el dinero y corre" de toda la vida.

      Un beso

      Eliminar
  11. Una de esas pelis españoles que no sé las veces que la vería en familia jaja...
    Soy defensora del Cine Español, siempre!
    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Yo también la vi unas cuantas veces. Esas tardes del fin de semana con peli multigeneracional, mesa camilla y unas nueces son memorables...

      Un saludo

      Eliminar