sábado, 23 de junio de 2012

Probando, probando


Yo, que soy el hazmerreír de mis amigos por mi anacronismo tecnológico, no dejo de sorprenderme a mí misma últimamente por querer enmendarme  probando las cosas más dispares.

  • Para empezar, llevo un par de dias obsesionada con Picasa y matando el tiempo añadiendo los efectos más raros a las viejas fotos. Como en esta de abajo, en la que salen mis zapatos dorados más dorados que nunca y en cinemascope.



Aquí los zapatos sin la percha, pero es que no tengo el arte de Susan Lenox para posar



  • Por si eso fuera poco, voy a probar ahora mismo esa pestaña, hasta ahora desconocida para mí, que dice eso de "programar entradas", con lo que, si todo sale bien,  mañana este post se subirá solito a la red mientras yo me atiborro a canapés.


Y es que mañana Mara Miniver asistirá a un enlace matrimonial  de esos que se intentan evitar sin ningún éxito. Pero lo peor no es eso. Tampoco lo es el que la ceremonia religiosa sea en un sitio tan bonito como inaccesible, ni que tenga lugar en las horas más calurosas justo el día que Weather.com pronostica una subida de temperatura. O que para el bodorrio tenga que llevar enfundados los zapatos dorados de arriba los cuales pasadas un par de horas se me hacen realmente insoportables. Ni siquiera el que la boda se celebre en una hacienda localizada en lo más remoto del aljarafe sevillano y que el trayecto sea algo parecido a irse de excursión.  Lo peor es que mañana juega España y yo estaré en un elegante emplazamiento dejado de la mano de Dios tratando de localizar una televisión. Así que, si todo sale bien, cuando esta entrada se publique yo estaré como aquellos personajes de la simpática–e inmerecidamente desconocida– película del cordobés Gerardo Olivares, llamada La gran final. Y es que a veces seguir el fútbol requiere mucho sacrificio, y si no que se lo digan a esos indios amazónicos, mongoles y tuaregs que se las veían y se las deseaban en ese film para poder ver el más esperado partido de fútbol. Pues eso.



En según qué sitios, ver fútbol en la tele es una auténtica hazaña...




y eso lo saben bien los protagonistas de esta película (que no actores, que ninguno lo era)




12 comentarios:

  1. Hoy ya, es el evento digo yo, esperemos que no bebas demasiado ponche y nos cuentes la relación o el paralelismo entre una boda y la Eurocopa.

    Saludos
    Roy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roy, el evento fue el sábado en pleno Francia/España. Paralelismos entre la boda y la eurocopa no creo que haya muchos, aunque seguro que se podría hallar alguno. Entre los amazónicos de arriba y yo sí que había bastantes, aunque yo soy más torpe y al final me perdí el partido :(

      Un saludo

      Eliminar
  2. Bonitos zapatos!!

    Espero que hayas encontrado la ansiada tv. y si no ya sabes, aquel aparato tan de moda en los ochenta... el transistor!!

    No estaba refrescando un poquito por Sevilla?? jaja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Noodles, son tan bonitos como cansados, jajja

      La tv no la encontré. Tampoco pude desplazarme al pueblo más cercano así que sólo me quedó alguna que otra mirada a los móviles (ajenos claro, que el mío es del pleistoceno) para seguir el encuentro... Afortunadamente ganamos y el miércoles con Portugal sí que no me lo pierdo

      Un abrazo

      Posdata: Refrescar tampoco refrescó pero eso era de esperar, claro, jajja

      Eliminar
  3. Divertido mircrorelato-anécdota, Miss Miniver; espero que los ansiados Blahnik le hayan hecho más feliz que a Cenicienta en el rocoso desierto y ningún Puma hubiera osado irrumpir en “La boda de mi mejor amiga” o quién sabe con una tormenta de verano se nos hubiera convertido en “La boda del Monzón”. Ya lo dijo Wilder: “Nadie es perfecto”, amiga mía. Fútbol es Fútbol y los calores de San Juan prenden en “la hoguera de las vanidades”. Un abrazo desde el reino de Poniente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ainsss, unos Blahnik, qué más quisiera yo... La boda fue en un sitio bastante desértico, calurosa y sin fútbol. Bien es cierto que con barra libre los males son menos males y una tolera mejor el que le cambien a Xabi Alonso marcando por el último hit del reggaeton, todo sea dicho ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Hace un tiempo ideal para ir de bodorrio con ese simpático calor infernal que nos ha caído encima. Creo haber visto al demonio con tridente y todo. De todas formas,¿el partido de España no es el miércoles?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, la entrada es del sábado, aunque como la programé yo pudo haber pasado cualquier cosa, torpita que es una. El miércoles veo el partido sí o sí, y con aire acondicionado que tengo que resarcirme. Y esperemos que sea con otra victoria :)

      Un saludo

      Eliminar
  5. Los zapatos de taco alto hay que ponérselos que la sensualidad esta en toda vista, los otros no hay problema en las fotos, no tiene gracia si no se llevan puestos, ahí dejo mi pequeña critica, a ver si sucede para otra oportunidad de osadía y voyerismo. Me hizo recordar por el color dorado a Frankie and Johnny, película que me encanta, donde Pacino sale con una mujer que los usa como su mejor arma sexual. De fútbol se muy poco, yo soy de hacer deporte más que de mirar, además aquí da tristeza verlo ya que perdemos incluso en casa con una facilidad que yo no entiendo como despiertan nuestros jugadores tanta admiración; en España claro es otra cosa, juegan bien y desde buenos años al presente vienen ganando en toda grandeza, por aquí incluso hay admiradores de su fútbol, el barcelona, el real madrid y no faltan las camisetas y la pasión cosmopolita, yo sí soy de minorías y veo solo lo básico en el fútbol internacional y nacional, o sea casi nunca. Espero hayas disfrutado de la boda. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Mario, soy demasiado tímida para posar y seguramente para cuando se me pase ya no podré usar tacones, jajjaa

      Me has mencionado Frankie and Johnny y me he dado cuenta de que tengo que volver a verla porque me gustó mucho pero no recuerdo el detalle que comentas. La verdad es que aquí el fútbol gusta mucho y tenemos equipos con seguidores en todo el mundo, aunque yo soy de un club (el Sevilla F.C) bastante más humilde...

      La boda muy bien, pero creo que no tan bien como ese viaje tuyo que has ilustrado en facebook ;) unas fotos preciosas.

      Besos

      Eliminar
  6. En algunas cuestiones me excuso de mi poca destreza tecnológica bajo la cortina del romanticismo... y tan ricamente.

    En ocasiones no está mal la "desconexión".
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya Sergio, me apunto eso del romanticismo para los futuros ataques a mi torpeza tecnológica, suena bastante bien.

      La desconexión fue angustiosa pero superada con cierta dignidad ;)

      Un saludo

      Eliminar