viernes, 11 de mayo de 2012

Too big to fail


A mí siempre me ha fascinado la rapidez de los usamericanos para llevar su historia al cine. Tienen la sana costumbre de ser escépticos y críticos consigo mismos y no les tiembra el pulso a la hora de poner imágenes a cualquier suceso nacional ya sea éste agradable o todo lo contrario.

No es de extrañar pues que, desde que en el 2008 comenzara a pincharse la más famosa de las burbujas, en poco tiempo nos comenzaran a llegar desde el otro lado del charco cintas con la temática financiera como protagonista y bueno, dejando a un lado documentales como Inside Job (al cual creo que dedicaré más adelante otra entrada) o la estrepitosamente simplona y fallida secuela de Wall Street, yo me quedaría con dos ejemplos: Margin Call y Too big to fail.
  
1. Margin call es sencilla, de tensión lenta pero ritmo ágil y su piedra angular es un más que notorio reparto: Kevin Spacey, Paul Bettany, Jeremy Irons, Demi Moore, Stanley Tucci o Simon Baker le ponen cara a uno de esos bancos de inversiones –la película no lo dice, pero vamos... Lehmans Brothers– cuando comienza a ver que no le cuadran las cifras y que sus productos, los ahora ya célebres paquetes tóxicos, valen más bien poco. Se avecina la gran tormenta y ante ello sólo queda hacerse una pregunta: ¿es lícito vender algo cuando se sabe que lo que se vende ya no vale nada?.

Margin Call es una película de decisiones, lealtades y codicias que encandilará a los que, como yo, les interesen los intríngulis financieros actuales y disfruten al extremo con los dilemas morales .




2. Too big to fail (demasiado grande para caer), es un concepto económico que según creo viene a decir que la quiebra de una institución financiera o banco puede llegar a acarrear terribles consecuencias para el sistema  y en ese caso sería justificable la intervención de los poderes públicos para salvar así la hecatombe. Y sí, lo han adivinado, esta entrada viene a colación por los días que llevamos del caso Bankia y por ser todo un ejemplo hispano de Too big to fail (véase artículo aquí).

En lo cinematográfico Too big to fail es un telefilme (en español llamado "Malas noticias") mas no se dejen llevar por las connotaciones negativas de esta palabra porque viene de la mano de la HBO y lo dirige el mismísimo Curtis Hanson (director de L.A. Confidential o La mano que mece la cuna, entre otras). También se refleja en este caso el estallido de la crisis, pero si Margin call se metía en las entrañas de un banco de inversión en este caso el panorama es más amplio y muestra el tejemaneje que se sostuvo entre gobierno y mundillo Wall Street cuando se desató el desastre allá por el 2008.

Como es costumbre en la cadena americana, ésta tira mucho de su cantera de actores (por ejemplo Cynthia Nixon y Evan Handler, de Sexo en Nueva York) y el elenco resultante no tiene nada que envidiar a la película de la que hablábamos anteriormente: William Hurt capitanea la cinta en su papel de Secretario del Tesoro y junto a él muchas otras caras conocidas como James Woods y Paul Giamatti. Aquí no hay anonimato y podemos ver que existe un parecido de esos que podría llamarse razonable entre Giamatti y Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal de los EE.UU., a quien interpreta en la pantalla:




Por su parte, William Hurt como Henry Paulson no se queda muy atrás:




En fin, dos cintas bastante recomendables y sin duda actuales que muestran la enorme diferencia entre el cine americano y el ibérico, en el que raramente se puede ver algo controvertido y nunca resulta tan mordaz. Por citar alguna de las nuestras, en este apartado podríamos meter a Cinco metros cuadrados, película que trata el tema de nuestra gigantesca burbuja inmobiliaria  y que tiene al ya clásico tándem Malena Alterio-Fernando Tejero por protagonista. La verdad es que a Max Lemcke, el director, hay que reconocerle que al menos toca temas menos trillados por aquí (ya lo mostró en la entretenida Casual Day) pero teniendo en cuenta que el tema inmobiliario tiene mucho jugo, la cosa podría haber dado para más y a la bastante resultona película le falta lo que nos suele faltar, plantear más preguntas, más dilemas y soluciones menos tópicas. Se echa de menos un cine más incisivo por aquí, ¿no creen?.




17 comentarios:

  1. Es en que España parece que solamente se puede ser incisivo con el pasado remoto, el guerracivilístico y todo eso. Ni siquiera se le ha metido mano a la Transición como dios manda.
    Como bien dices, en eso los yankis nos sacan ventaja. Tomo nota de la de Too big to fail que hace un tiempo que tengo pendiente.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, y nuestra historia más reciente tiene miga, eh? Supongo que tampoco al público de aquí le gusta mucho que le sacudan sus opiniones/creencias, somos más dogmáticos. La mayoría de las películas que se hacen de la guerra civil a mí también me resultan bastante planas. En fin, yo hasta agradecí la película de los GAL, y mira que es mala, pero al menos alguien le metía mano a algo nuevo...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Realmente si hay algo que admiro del cine nortemericano y por ende de la propia sociedad es su capacidad de autocrítica. Lo mismo que exaltan los valores del heroe americano y se glorifican hasta la saciedad, lo mismo sacan sus trapos sucios y sin complejos los exponen. Recordemos Watergate sin ir mas lejos.
    Me pregunto si aquí seríamos capaces de hacer un film sobre Bankia y los tejemanejes del ladrillo malo y de los millones que van de aquí para allá (y cuando digo aquí digo aquí, de nosotros, los del cinturón apretao). Y si lo hicieran seguro que reinstalaban la censura.
    No creo que tarden mucho en resucitar aquellos festivales de la "collares" para tener entretenido al personal y que no se metan en ná...

    Bueno, el film promete. Lo apunto en la esquina de la libreta famosa...

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  4. No creo ese film que propones se haga aquí nunca. También es comprensible, si se depende del dinero público en exceso es imposible tener esa libertad. Se está un poco a merced de los de la "collares" (jaja, me ha hecho gracia) y de los de las "chaquetas de pana". Y claro, así no vamos a ver en esta piel de toro un Watergate en la vida...

    Échale un vistazo, no está nada mal.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Los americanos nos llevan decadas de ventaja,pese a quien le pese.
    A mi la de "Margin Call" me parecio muy bien contada con lo rrollosos que son estos temas y a la par y por desgracia vividos y torpedeados actualmente.
    Un reparto excepcional que ayuda a llevar el tema mas ameno.
    La de Too big to fail llevo con ganas de ella,porque su director me gusta y la vere.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Sí, es verdad. El espectador no pierde el hilo y eso hablando de todo ese embrollo econónomico no es poco. Too big to fail es seguramente más compleja, pero es que abarca más. De todas formas, se disfruta igual. Te la recomiendo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Pues sí, amiga Mara, alguna diferencia hay entre el cine americano y el español... No he visto las dos pelis que comentas en tu interesante apunte sobre cine y crack financiero, tema que no puede ser más actual.

    Tienes razón en que no pueden contarse, por lo general, grandes títulos al respecto. "The Company Men", de hace un par de años, no está mal. El film que para mí mejor ha retratado este sórdido y tramposo mundo de las finanzas es "Con el dinero de los demás", dirigido por el solvente Norman Jewison e interpretado por el siempre eficaz Danny De Vito. Creo que el título del film es bastante explícito, ¿verdad?

    Salucines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "The Company Men" es una película sencilla que, como bien dices, no está nada mal. La verdad es que me gusta ese rollo de reinventarse a sí mismos que tienen los americanos, al fin y al cabo ellos son un país joven y eso lo tienen más fácil, en Europa estamos más achacosos...

      Me apunto la otra, la de De Vito, que no la he visto pero promete.

      Un abrazo

      Eliminar
  8. Hola Mara,
    aunque "Margin Call" y sus "tiburones" financieros estaba francamente bien, me quedo con la otra propuesta que indicas,"Too big to fail", una magnífica visión sobre la crisis económica, con un Willian Hurt espléndido.

    Si es que HBO, sigue siendo el "mejor cine" de la actualidad.

    Las nuestras no me motivan demasiado. Frías y sin talento.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Sí, la HBO es una apuesta segura, no se puede hacer mejor. Cabría esperar que el resto del mundo se pusiera a hacer un poco de "Benchmarking", pero se ve que copiar no es algo tan fácil...

    Pero bueno, mientras esté la HBO y nosotros tengamos internet todo va bien :)

    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Pues no he visto ni "Cinco metros bajo tierra" ni el telefilm de Hanson, pero me adhiero a la recomendación de "Margin Call", película tensa y por muy difícil que parezca el tema sin moralinas obvias, sino que se distrae más en el estudio de los personajes que en ofrecer juicios. Y "Inside Job" bien merece una entrada, aunque debe costar organizarla. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, tengo pendiente recuperar "Cinco metros bajo tierra", a la que le fui infiel cuando otra serie se me cruzó en el camino...

      Sí, Margin Call está bastante bien y su mérito tiene, pero el telefilm también, de verdad. "Inside Job" fue previa a esas cintas y puso de moda ese tipo de documental así que a ver si me aplico y le dedico unas líneas un día de éstos.

      Un abrazo David y espero que estés ya totalmente recuperado del festival :)

      Eliminar
    2. Quería decir "Cinco metros cuadrados". Ya ves que estoy recuperado solo a medias, ja,ja. Un abrazo.

      Eliminar
    3. Jajaja, pensé que era una gracia por "A dos metros bajo tierra", que es de la HBO igualmente. Fíjate, has resultado ingenioso sin quererlo...

      Vaya dos, me voy a acostar ya, se ve que yo también necesito recuperarme.

      Ciao

      Eliminar
  11. Hola Mara.
    No voy a comentar nada, pero una de las películas que mas me gustó y que habla indirectamente del tema de la crisis, es uno de esos proyectos raros que hace Steven Sodebergh; ya sabeis, una de cal, para sacar dinero y otra de arena para hacer un proyecto personal. La película, que no se si se llegó a estrenar en nuestro país se llama The girfriend experience, debe de tener un par de años y pasó por ahí y por aqui sin pena ni gloria, pero desde el punto vista de una prostituta de lujo, novia de alquiler o como quieras llamarle, Soderbergh presenta el microcosmos del jet set norteamericano, el de los lujos, las relaciones superficiales, los vestidos y joyas suntuosas que nos describe la protagonista, Sasha Grey; esa alta sociedad que de un momento a otro se vio endeudada hasta el cuello y sigue peleando por mantener sus departamentos como una fachada que le permita esconder su complicada situación.

    Saludos
    Roy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya Roy, no la conocía. La verdad es que a mí Soderbergh siempre me ha parecido una incógnita: Lo mismo hace películas grandes que pequeñas, fáciles que oscuras. Y en esa tónica, lo mismo me gusta que no me gusta.

      Lo de endeudarse hasta el cuello ha sido hasta hace poco el deporte más practicado por todo el mundo, desde nuestro humilde vecino hasta países enteros, pero claro, en todo –y en endeudarse también– hay niveles.

      Le echaré un vistazo, tiene buena pinta ver como se las gastan estos frívolos de la jet set.

      Un saludo.

      Eliminar
  12. Los invito a que vean "Inside Job". Es un documental muy bueno. No es una obra acomodada para idolatrar las decisiones de los banqueros; que en un comienzo; fueron los que crearon la crisis.

    ResponderEliminar