domingo, 6 de mayo de 2012

Munch está en todas partes


A Munchcomo a nosotros– le tocó la difícil tarea de vivir un cambio de siglo, pero además el pintor tuvo una infancia bastante desdichada, una espinosa vida amorosa, algunos encontronazos con esos invasores nacionalsocialistas que deambularon un tiempo por Noruega, y la coexistencia con las dos guerras mundiales. No es de extrañar pues que cierto día Munch fuera capaz de plasmar esa turbadora imagen en un cuadro llamado inicialmente La desesperación  y que se convertiría posteriormente en El grito más expresivo de la historia del arte.


Caminaba yo con dos amigos por la carretera, entonces se puso el sol; de repente, el cielo se volvió rojo como la sangre. me detuve, me apoyé en la valla, indeciblemente cansado. lenguas de fuego y sangre se extendían sobre el fiordo negro azulado. Mis amigos siguieron caminando, mientras yo me quedaba atrás temblando de miedo, y sentí el grito enorme, infinito, de la naturaleza (Munch)


Algo de todo esto debe haber en ese angustioso cuadro que recientemente ha desbancado al mismísimo Picasso en el suntuoso ranking de las subastas y lo cierto es que el pintor noruego está más de moda que nunca. O quizás nunca dejó de estarlo, al menos cinematográficamente hablando:


 


El caso es que no sé si soy víctima de mi hipocondría o no,  pero ando yo viendo mucha angustia y desesperación por todas partes. No sólo en la oficina del paro, los recortes o la prima de riesgo, en el cine también y recientemente he dado con no pocos ejemplos:

  • Creo que todo empezó con Tenemos que hablar de Kevin: En ella la genial Tilda Swinton desgaja poco a poco su fatídica ventura y el espectador la acompaña siempre temiendo lo peor. La tensión está servida en esta película en la que una mujer feliz e independiente decide formar una familia para desdicha suya y la de muchos más.


  • También provoca angustia la experiencia que vive ese americano de clase media llamado Curtis LaForche  cuando comienzan a asaltarle sueños y alucinaciones apocalípticas. En Take Shelter podemos ver una dura lucha entre la locura y la razón en un apacible pueblo de Ohio y el resultado es una buena y enigmática cinta.


  • Pero Curtis no ha sido el único que ha luchado consigo mismo en la cartelera de los últimos meses. Codo con codo se encuentra Michael Fassbender (Brandon en Shame), un Doríforo de rasgos arios –y mejor dotado, como puede verse en la película– que seduciría a cualquier mujer y fascina por ello a sus colegas de género. Al menos en un principio, claro, pues el espectador no tarda en asistir al particular descenso a los infiernos del exitoso galán...

Oh la lá!!

  • La verdad es que no sé si meter en la lista a la húngara The Turin horse. Angustia produce, eso es más que cierto, pero no sólo de la manera pretendida por el director. Peli en blanco y negro, escasísimos diálogos, poca o ninguna acción y 146 minutos. Les dejo la crítica que realizó de esta película Carlos Boyero y les confieso que yo no la terminé de ver pues me encontraba en un festival, el SEFF, en el que había mucha oferta y yo tenía mucha demanda. Tomé la decisión de explorar otras salas cuando empezaron a zamparse en la película la segunda patata cocida. En tiempo real, faltaría más.

Aquí los protagonistas, comiendo patatas

  • Lo primero que se ve en Tyrannosaur  es un bate de beísbol y éste no deja de sacudir al espectador durante los 91 minutos de metraje. Sus protagonistas son en apariencia bien distintos pero, ya se sabe, las cosas no siempre son lo que parecen. Ambos tratarán de purgar sus pecados y buscarán la redención de sus fatigosas vidas en la que es, en mi opinión, una de las mejores películas inglesas del año.

 


  • Mi última adquisición en taquilla perteneciente al género "angustioso" ha sido la curiosa Martha Marcy May Marlene. Película independiente que logra transmitir al expectador la ansiedad de una joven que fue a parar a una de esas dementes congregaciones que se han dado alguna vez en los rincones más remotos de los USA. Música folk, líder exigente y mujeres colectivizadas en plan Koljós... Vamos, el sueño de cualquier Charles Mason.


  • Para el final dejo la más "Munch" de todas. Me explico: no sé si ustedes saben que aparte de sus gritos, otra de las series del pintor noruego era la denominada Melancolía (enfermedad que además le fue diagnosticada a su hermana Laura) y este año el cine también ha estado muy melancólico a la par que angustioso gracias a Von Trier, que nos presentó su particular visión apocalíptica de la mano de la nupcial Kirsten Dunst:


Pero es que a Munch, como pueden ver a continuación, lo de las mujeres de blanco también le iba mucho:







Y si se han quedado con ganas de más Munch, les dejo el enlace a un estupendo documental que circula por You Tube. La cosa está clara, Munch está en todas partes.

28 comentarios:

  1. Me encanta ese cuadro, el más parodiado y el más veces robado del mundo, pobrecito.
    Yo tampoco pude con "The Turin Horse" ¿Hace falta ver comerse una patata a tiempo real? ¿Y la elipsis, el lenguaje cinematográfico y todo eso? Me pareció una tomadura de pelo. Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un cuadro magnífico, demoledor. No sé qué pensaría Munch si pudiera ver toda sus versiones...

      Yo no entiendo muy bien qué le gusta a la gente de "The Turin Horse". Ya desde que empieza, ese trote eterno del caballo, da mala espina. Creo que es la película en la que más veces he mirado el reloj. A los 60 minutos no había pasado prácticamente nada y lo peor, es que empiezas a ver que la escasa historia se repite, en plan día de la marmota. Supongo que la carga existencial es difícil de llevar a la pantalla pero vamos, que ahí está Bergman que no lo hacía del todo mal.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Hola mara, estupenda entrada.

    Buena comparación entre "El Grito" de Munch y la vida que nos está tocando vivir. Demasiada angustia, que como no cambiemos esta dirección mal vamos.

    De las películas, no me acaba de convencer la de Kevin. Y "The Turin Horse" todavía no la he visto.
    Las otras están francamente bien.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Noodles. Sí, dan muchas ganas de gritar últimamente

      A mí sí me gustó "Tenemos que hablar de Kevin". Es austera, con pocos diálogos, pero me mantuvo en vilo toda la película, creo que Tilda Swinton hace muy buen trabajo.

      Como habrás podido leer ni a Borgo ni a mí "The Turin Horse" nos ha gustado pero bueno, siempre viene bien ver las cosas por uno mismo, y mejor desde casa, cuando duele menos el bolsillo.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Existen varias versiones de ese cuadro, dado el número de veces que ha sido robado. Deberían poner reproducciones del mismo en las Oficinas de empleo. Pues fíjese que hablando de gritos en plan cinematográfico, recuerdo sin pensarlo mucho, el de Al Pacino en "El padrino III" en las escaleras del teatro, el grito primitivo de Schwarzenegger en "Depredador" y uno desolador de Thomas Jane en "La niebla de Stephen King".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya Pepe, me has dado material suficiente para hacer una secuela del post, jajaja. La de La Niebla viene además muy bien, que es muy angustiosa y apocalíptica también.

      Gracias

      Un saludo

      Eliminar
  4. Ahora caigo: el célebre cartel de "Sólo en casa" ¡es un homenaje al cuadro de Munch? Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso lo dice el artículo que enlazo en la entrada, Borgo:

      http://cultura.elpais.com/cultura/2012/05/01/actualidad/1335895828_419474.html


      Yo la verdad es que no hubiera caído en siglos...

      Un saludo

      Eliminar
  5. Interesante "montaje" cinematográfico a partir de Munch. Fíjate, Mara, si estará en todas partes que, en breve, saldrá una monografía sobre el pintor noruego escrita por una persona muy próxima a mí... Saldrá en la editorial Ártica. Justamente, la editorial que publicará a continuación el volumen HOLLYWOOD REVELADO, que yo mismo coordino.

    Tras estos segundos de publicidad, pasamos a la programación habitual...

    Saluicines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, buena editorial pues. Estaremos al tanto de ambas obras,


      Un saludo

      Eliminar
  6. Interesantísimo post. Munch siempre ha sido de mis artistas preferidos. Sobretodo desde mi época de secundaria, cuando lo elegí para hacer un trabajo práctico sobre él, siempre impactada por ese increíble cuadro que es El Grito.

    Buena elección de películas, aunque aún tengo varias por ver. Pero las que he visto, han sido de las películas que más he disfrutado últimamente. Shame y Melancholia por ejemplo. Son deprimentes, y muchas veces ése es el cine que más disfruto porque es el que más me llega.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. A mí también me gusta mucho, Joy. Es un cuadro que no deja indiferente.

    La verdad es que excepto la húngara todas las películas que he puesto me han gustado bastante, creo que es una buena época para este angustioso cine...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Me gusta el arte y la pintura es algo que aprecio bastante, he hecho algunos análisis pequeños de varias pinturas en el blog, hice una del grito, pintura muy famosa. De tus películas las he visto casi todas y son muy buenas, me faltan dos que ya veré, las tengo en Dvd. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también Mario, bucearé en tu blog, que seguro que disfruto mucho cpn esas entradas.

      Un saludo

      Eliminar
  9. Te has empeñado en que la libreta donde anoto tus recomendaciones se me quede pequeña. Tengo películas para un par de vidas por lo menos.

    Me pongo ambas manos a los lados de la cara (debo decir que no estoy solo en casa, por lo cual me miran extrañados) y.....

    ¡¡¡¡ Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!

    ¡¡¡¡ Me falta tieeeeeeemmmmmmpo !!!!!


    Voy a ver si termino de ver The Walking Dead de Michael Curtiz con Boris Karloff y me voy a fijar si en la ultratumba tienen el emule y como esta el tema de las descargas....

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Father, si es que es imposible verlo todo. Sin ir más lejos la que tú comentas yo no la he visto... esto es un no parar.

      Aunque no soy yo por ahora una mujer de Fe, creo que me voy a autoconvencer de que existe un cielo cinéfilo donde uno se pasa el día viendo pelis y –por supuesto– todas son buenas.

      Un saludo

      Eliminar
  10. Estupenda entrada, Mara, con lo que a mi me gustan los paralelismos entre cine y arte he disfrutado un montón. Por cierto hay un grito de Munch con Homer Simpson..-¿no? ;.))

    Saludos
    Roy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Roy.

      Sí, sí, el grito que comentas según los entendidos y estudiosos refleja el momento en el que a Homer se le acabó la Duff ;)

      Un saludo

      Eliminar
  11. Le tengo un cariño muy especial ala sra Miniver.Que gran personaje y que gran película. Excepcional tu entrada, como has ido conectando ese grito apocalíptico que parece acechar a cada vuelta de la esquina. Dicen que es muy propio de tiempos de crisis,puede ser. Excelente idea.Saludos.

    ResponderEliminar
  12. El mundo gritaría bastante menos si hubiera muchas Mrs. Miniver en él ;)

    Tienes razón, es un gran personaje y una gran película (qué te voy a decir yo, jajaja)

    Un saludo y gracias por comentar V (Víctor, no?), me alegro de que te haya gustado.

    ResponderEliminar
  13. Muy buena la comparación del Grito y las pinturas de Munch, te dire que me encanto SHAME Y TAKE SALTHER y me impresiono TENEMOS QUE HABLAR DE KEVIN. Marta Marcy la tengo pendiente, este tipo de pelis que reflejan
    la angustia y la ansiedad del mundo actual tengo que decirte que me atrapan. besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susan, a mí tampoco me cuesta meterme en la piel de los protagonistas de estas pelis, sufro con ellos con mucha facilidad.

      Qué bien verte de nuevo por aquí, un beso.

      Eliminar
  14. Arte y cine buena mezcla,muy buena relacion la que has echo.
    De todas las peliculas que pones ,solo vi "melancolia" y no pude verla acbar.Me angustio,jejeje.
    No me va mucho ese cine,soy una persona que va y ve cine paa divertirme.

    Una gran entrada
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJaaja, te entiendo Atticus, cada uno tiene sus géneros en el cine y comprendo que este se te haga difícil.

      Yo por el contrario creo que soy bastante masoca ;)

      Un saludo

      Eliminar
  15. He observado que en algunos comentarios a tu entrada, por cierto, de brillante pirotecnia a la hora de constatar y comparar, aparece una descolocante dicotomía. Algunos participantes hablan de "cine" y "arte", separándolos. Dejando aparte la consideración, establecida en su día, de que el cine fuera el séptimo (en orden cronológico) arte, que me expliquen esa "separación de bienes".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen apunte, Teo.

      Yo creo que está claro que el cine es un arte, y con una relevancia tal que siendo el séptimo podríamos decir que se "zampado" a unas cuantas artes de la famosa lista. Es el más popular y por ello poderoso y parece relegar progresivamente a otras disciplinas, como la pintura actual, que fuera de algún círculo gafapastil o de los retratos a figuras eminentes, se está separando cada vez más de la gente. Esa carrera imparable quizás haya hecho que se merezca un lugar para él solito y muchos utilicen "arte" para todo lo anterior.

      Pero esto sólo es una teoría y está claro que yo no puedo hablar por los demás, así que dejo el debate abierto, a ver qué nos dicen.

      Un abrazo

      Eliminar
  16. Jajaja, muy bueno lo de The Turin Horse. Es verdad que la vida puede ser aburrida, pero hostias, seguro que en España nunca es tan aburrida como parece ser en Hungría!. Creo que Tarr se ha pasado varios puebos.
    El resto de las películas que relacionas me gustan bastante, aunque creo que tienen otra cosa en común: a todas les sobra metraje.
    La angustia que menos "pena" me da es la del protagonista de Shame. La primera mitad de Melancolía me gusta mucho y creo que expresa bastante bien esa extraña sensación que, en alguna ocasión, nos ha invadido a todos cuando en teoría no teníamos motivo alguno para ello. La segunda parte me gusta bastante menos, es más von Trier y menos MrLombreeze.
    Me permito añadir a tu selección la belga Bullhead, candidata al Oscar de la pasada edición, y que cuenta una historia que mezcla angustia y melancolía a partes iguales. Hala, que me pongo a escribir un post para la semana que viene para animar a aquellos que no la hayan visto todavía. Me haces currar mucho, Mrs Miniver.

    ResponderEliminar
  17. Vaya cosa me has dicho Mr. Lombreeze... ¿sabes que sacrifiqué Bullhead por The Turin Horse en el Festival de Sevillla? Se proyectaron uno de los días a la misma hora, y no estuve muy acertada yo ahí, no.

    Desde entonces la tengo pendiente y cuando vi que la nominaban al óscar me di cuenta de que no sólo sería mejor que el pesado caballo de Turín–lo cual no es muy difícil– sino que además tenía que estar francamente bien.

    En fin, que lo remedio cuanto antes y ya comentaremos en tu futuro post.

    Un saludo

    ResponderEliminar