martes, 15 de mayo de 2012

Ellas no se llevan la Palma


El Festival de Cannes cumple este año los 65 tacos pero –probablemente como el resto de europeos, tal y como están las cosas– está aún lejos de jubilarse. Mañana comienza una nueva edición y a mí, que soy bloguera novata, me ha llamado mucho la atención ver la dedicación que le otorgan muchos compañeros al citado festival, que lleva días siendo el protagonista de no pocas bitácoras.

La apertura del festival, que tendrá lugar en unas horas, no está exenta de polémica. ¿La razón? 22 películas compiten este año por la Palma de Oro y ninguna ha sido dirigida por una mujer, ¿pero eso cómo va a ser? ha dicho nuestra compatriota Icíar Bollaín (artículo aquí) y otros colectivos feministas como "La Barbe" han sido bastante más vigorosos en sus críticas (pueden leerlo, si están interesados, en este otro artículo).

Y es que al parecer las mujeres no han estado nunca muy presentes en Cannes, teniendo en cuenta los datos que este festival arroja: Sólo una se ha alzado en una ocasión con la Palma de Oro y sólo 9 han presidido el jurado en toda su historia: Olivia de Havilland, Sophia Loren, Michéle Morgan, Ingrid Bergman, Jeanne Moreau, Françoise Sagan, Isabelle Adjani, Liv Ullmann e Isabelle Huppert  han sido las afortunadas que pueden presumir de haber llevado a cabo tal tarea.

Quizás la indignación venga tras las frustradas expectativas que debieron albergar muchos –seguramente es más indicado en este caso decir muchas– tras la última edición, en la que por primera vez el número de cintas dirigidas por mujeres que competían para llevarse el máximo galardón ascendía al número de cuatro:  Lynne Ramsay (Tenemos que hablar de Kevin), Julia Leigh (Sleeping Beauty), Maïwenn Le Besco (Polisse) y  Naomi Kawase (Hanezu no Tsuki). Ninguna se lo llevó entonces porque la Palma fue a parar a manos de Malick por su árbol de la vida y quizás la desazón del anterior palmarés ha venido ahora a unirse con este dato que a muchas les ha resultado insultante.

Bien es cierto que Cannes ya ha suscitado la controversia en otras ocasiones, por ejemplo allá por el 68 con Godard y Truffaut armando follón en nombre de la revolución y Polanski o Louis Malle abandonando el festival, pero el feminismo, uno de los muchos ismos de aquel tiempo, se ve que no caló allá por la Costa Azul francesa.

De izquierda a derecha: LELOUCH, GODARD, TRUFFAUT, MALLE y POLANSKI


De esta manera, los momentos más femeninos del festival siguen siendo ese posado en bikini de la Bardot  o el paseo de guepardo que se marcó la Cardinale por la playa para promocionar Il Gatttopardo de Visconti, cuando no esas escenas de la Bellucci que provocaron arcadas a más de uno en la controvertida cinta denominada Irreversible y que reconozco que aún no he tenido el valor de ver.


Aquí la Bardot, toda una pionera en la moda de baño femenina.


Pero Roma no se hizo en un día y no soy yo mucho de defender las artificiales cuotas de mujeres que tienden a generar desigualdades en nombre de la igualdad, así que me conformo con esa única película femenina que se llevó la ansiada Palma en el 93 y  que sí, que sólo es una, pero qué película...







14 comentarios:

  1. Bueno, lo del Jurado me parece bastante criticable. El hecho de que en las secciones no haya o haya pocas mujeres puede ser un problema de discriminación o un problema de calidad, ya que es obvio que hay muchas menos directoras que directores, así que no me atrevo demasiado a opinar o a criticar,aunque probablemente haya un cierto machismo en los procesos de selección. Yo vi "Irreversible" y nada más lejos de mi intención que recomendarla porque se recrea en su violencia y despierta opiniones muy encontradas. Pero a mí me encantó. Y a mi mujer también, dicho sea de paso para corroborar que pese a su brutal escena de violación puede gustar a algunas mujeres. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David,

      Como bien dices, hay muchos más directores que directoras, así que el hecho de que los hombres hagan más y mejores películas es por supuesto una cuestión estadística.

      Tampoco es posible saber si esas críticas tienen razón o no, porque no sabemos de dónde han salido esas 22 cintas, y ya debe ser bastante difícil ponerse a elegir películas como para encima tener que estar atento a quién la firma, pero me ha hecho cierta gracia encontrarme con esos artículos en la prensa digital, de ahí el post.

      Y respecto a Irreversible, yo también conozco mujeres a las que les gusta, pero nunca encuentro un hueco en el que diga "venga, ahora, voy a ver la famosa escena" pero bueno, tarde o temprano caerá, tampoco estoy yo muy de películas agradables últimamente...

      Un saludo, David

      Eliminar
  2. Hola Mara,la verdad es que a mi me lleva mas la pasion los Oscars,ademas
    salvo algunas excepciones filmes de la "Nouvelle Vague" del cine frances,no me apasiona demasiado.

    Pero esta claro que el festival de Cannes es referencia del cine mundial,pero no es algo que espero anualmente.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Bueno, en Cannes puedes ver cine de todas partes, pero yo soy como tú, prefiero la famosa alfombra roja Yankee ;)

    De todas formas estaremos atentos, porque probablemente se hablará estos días de alguna que otra película que volveremos a ver en los óscars...

    Un beso a ti también

    ResponderEliminar
  4. No me interesan los Festivales de Cine. Pero un poco offtopic, me gustaría aprovechar para decir que Irreversible y todo el cine de Gaspar Noé son, en mi opinión, de obligado visionado para cualquier cinéfilo que se precie. Yo creo que Noé es uno de los mejores directores que tenemos en estos momentos en nuestro planeta. Eso sí, sus historias no son aptas para cualquier estómago. Pese a ello, yo no me canso de recomendarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya sé que te gusta porque lo he leído en tu blog alguna que otra vez. Tengo que ponerme las pilas con Noé, lo sé, cualquier día de estos me armo de valor y me pongo a ello.

      Ya te contaré, ya te contaré...

      Un saludo

      Eliminar
  5. Hola Mara,
    El Cannes de antes, no creo que sea como el de ahora
    Hace pocos años, fui en busca de ese famoso glamour, o para ver alguna nueva Claudia Cardinale.. y nada. Tan solo, chicas de alguna productora erótica dándose a conocer.
    Y las estrellas, dificil, dificil.

    Por calidad y nombre es el festival más famoso. Pero cuidado que todo lo que viene no tiene porqué ser bueno. Este año tiene un cartel excepcional. Veremos que pasa.

    Por lo menos en el jurado hay cuatro representantes femeninas. Por cierto, ahí está Jean Paul Gaultier, raro no?¿



    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, aunque haya diseñado el vestuario de varias películas está claro que su relación con el cine es más discutible...

      la verdad es que este año hay muchas películas que me llaman la atención, la de Haneke, Walter Salles o Wes Anderson, por ejemplo.

      A ver qué pasa,

      Un saludo

      Eliminar
  6. Hola: En mi caso soy más de películas que de festivales. Soy un bicho raro pues no acabo de meterme demasiado ni siquiera en el mundillo de los Oscars. Reconozco que como referencia valen y que una película premiada algo debe tener, pero hay oscuros intereses muchas veces y otras, grandísimos olvidos.
    Parece y Noodles lo dice bien, que se han convertido en un escaparate donde se busca el famoso glamour, los leopardos, las Bardots en bikini y esas cosas. Bueno, en vez de ver a Merkel, Holland, Sarkoczi y compañía no está mal ver un poco de alegría macarena, pero poco más.
    Lo del machismo no puedo opinar, pero tal vez se crean que la mujer está para lucir palmito sur le plage, que estos franceses son muy suyos...
    De todos modos y aunque es cierto que hay más directores que directoras, creo que podrán tener su representación, pero estoy totalmente disconforme con las cuotas. Las mujeres se lo tienen ganado y no necesitan ayuditas.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los festivales, como tú dices, son un escaparate a veces bastante injusto, pero bueno, ¿quién no necesita promocionarse?.

      Yo tampoco soy de cuotas, Father y aunque en algunos terrenos siga siendo difícil para las mujeres el acceso, es mejor saber que el mérito de la que llega está fuera de toda duda. Supongo que sólo es cuestión de tiempo.

      Un saludo

      Eliminar
  7. Bueno, en mi bitácora no toco el festival (no es su cometido), pero siempre es bienvenida información sobre él. En Cannes se mezcla de todo: glamour, grandes producciones y algunas pelis de cine de autor. Está muy bien.
    Pues sí que parece haber una discriminación hacia las mujeres en este caso, y no tenía por qué ser así ya que hay, y hubo, grandes directoras de cine.
    Que queden para el recuerdo esas imágenes aportadas por ti no dice nada bueno en ese sentido. En este caso sigue pareciendo que la mujer se valora más por sus atractivos físicos o lo que tiene que ver con la sexualidad que por el cine en sí o una gran actuación.

    Un saludo, Mara. Enhorabuena por el blog. Buena entrada.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, hay blogueros que están cubriendo el festival (algunos como auténticos profesionales), otros que están centrados en la crítica de películas que ven y luego estoy yo que soy una bloguera un tanto desastrosa y desordenada y cada día hablo de lo que me apetece.

    Yo no sé si estas acusaciones de machismo tienen fundamento o no, pero bueno, lo que está claro es que los cambios son bastante lentos y aunque ya podemos ver directoras, aún no son muchas. Poco a poco, supongo.


    Gracias por pasarte por aquí, Javier Simpson.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Si he de decir la verdad me quedo con la parte frívola y cotilla de la alfombra roja y menos con el certamen..tambien soy más de pelis.
    Es bonita y saludable escribir lo que te de la gana, lo que te apetezca para eso estamos aquí...aunque todo lo que se refiere al cine nos atrae como a las moscas, los cineastas hacen su negocio de compra -venta en éstos eventos.

    Un besito :-)

    ResponderEliminar
  10. Es que la parte frívola tiene su punto Abril... Los premios a veces son merecidos y emotivos, y otras veces un tanto incomprensibles, la verdad.

    Lo que está claro es que el cine es un negocio y todo lo que sea ocupar portadas debe ayudar mucho. Y sí, lo reconozco, yo soy muy mosca,jajajaj.

    Un beso

    ResponderEliminar